Tag Archive: Interesante

Valar morghulis

Una de las aristas más interesantes de la saga Game of Thrones para mí, es la utilización de dialectos dentro de la gran maraña de idiosincracia y costumbres que conforma el mundo creado por Martin. Sin embargo, en las obras literarias son sólo palabras las que dan un indicio de estas lenguas.

El Dothraki primero y luego el Alto Valirio y sus ramas son catalogados como lenguas ficcionales, utilizadas para recrear el efecto de ésa diversidad de culturas que la serie prepondera. Pero detrás de las frases más conocidas, existe todo un andamiaje linguistico, creado por un joven filólogo David J Peterson, para el montaje televisivo de Canción de hielo y fuego.

Es fascinante el trabajo detrás de un diálogo en una de estas lenguas en las escenas con personajes dothrakis, en los encuentros de Missandei y Gusano Gris, o cuando Daenerys liberaba esclavos en las ciudades, porque la construcción del lenguaje, para que sea convincente, tiene que estructurarse a partir de todos los elementos semánticos que componen cualquier lengua, así en el caso del Dothraki, Peterson publicó, además de un CD, una guía de 128 páginas.

Pero no fueron los Tronos su primera incursión en este campo, antes trabajó en la creación del casthitan para la serie Defiance, y también en Los 100.
A Peterson le apasiona la creación linguística, en una entrevista que leí recientemente plantea:

“Hay exactamente tanto valor en la creación de un nuevo idioma como hay en la creación de una nueva historia de ficción”, explicó Peterson. “Si no ves ningún valor en algo como As I Lay Dying o To the Lighthouse, entonces probablemente no pueda convencerte de que hay valor en la creación de un nuevo idioma. De lo contrario, ambos son obras de arte, y no tienen ningún valor, sino lo que el valuador le da, o el usuario / experiencia saca de ella.

“Para algunos, eso no tendrá valor”, dijo. “Para otros, el valor es tremendo, ya que el lenguaje creado no sólo se puede apreciar por lo que es, sino que también puede utilizarse para generar arte nuevo, usando palabras que son únicas en algún contexto ficticio, o tienen un valor personal inmenso para el creador. Es un poco como escribir una canción en un instrumento que el escritor creó. “

La musicalidad intrínseca a cada idioma, su fuerza o belleza, le imprimen un sello distintivo, así es que nos enamora la guturalidad del alemán o la cadencia del francés, por desgracia nos tocó vivir en una época en que lenguas como el latín o el quinigua ya están extintos, una época en que el inglés domina el mundo comercial y el castellano sufre modificaciones que lo cercenan y le roban su gran variedad fonética. La comunicación es uno de los elementos del desarrollo de la humanidad que debe cuidarse como un tesoro.

Es por ello que resulta interesante la labor de personas que idean y desarrollan este tipo de lenguas, que si bien sólo cumplen el rol de soportar los mundos mágicos de la pantalla, no dejan de ser, si se quiere, un instrumento más de la comunicación entre personas de distintas lenguas maternas si se asume su estudio con la intención de aprender.

Casablanca, libros y mar

Durante febrero el pequeño pueblo al este de la Habana es re-descubierto por muchos habitantes de la ciudad capital, la Feria del libro se apodera de la Fortaleza de la Cabaña y entonces todos llegan al sitio silencioso que se vuelve estridente, al pueblito solitario que recibe más pisadas durante este mes que en el resto del año.

La Feria es un acontecimiento esperado por muchos, aunque últimamente la mayoría de los que tropiezas en tu andar por los adoquines no cargan con libros, y si con bisutería, posters y discos, botellas de bebidas o potes de helados, la celebración literaria ha dejado de ser el centro de atención, para darle paso al comercio, sobre todo en moneda convertible.

Desde hace dos años las ofertas para los ratones de librería, como yo, en la moneda que cobro mi salario se han exiliado a una carpa mediana en el patio, con piso de tablas toscas y estanterías de exhibición apiñadas, al punto de molestarnos unos a otros para revisar con calma lo que vamos a comprar. Las ventanas de plástico transparente no se abren, para evitar el hurto de los libros, así que el calor te hace pasar rápidamente por allí, y en el mejor de los casos, hacer la cola de entrar varias veces y también la de pagar lo escogido.

Aún con eso en contra, sigue siendo una ilusión de cada febrero esperar por las novedades y disfrutar con los títulos que vamos anotando mentalmente todo el año, para luego llevarlos a casa y manosearlos, hacernos cómplices de los autores y enriquecer nuestra imaginación y conocimiento.
Algo a favor de la edición de todos los volúmenes, tanto sociales como de ficción, es el mejoramiento en la calidad del papel, no así en las temáticas impresas.

Dentro de mis compras siempre priorizo la Ciencia Ficción y la poesía, son dos temáticas, totalmente diferentes, a las que soy adicta:

Espiral, novela de Agustín de Rojas(Santa Clara. 1949-2011), premio David en 1980, en esta edición el prólogo corre a cargo de otro escritor de CF, Michel Encinosa Fu. Este libro forma parte de una trilogía escrita por el autor, que es considerada referencia del género, los otros dos volúmenes que la integran son “El año 200” y “Una leyenda de futuro”, (estos no los busqué porque los tengo, pero no creo que estuvieran presentes).

La trama nos pone de vuelta en una Tierra diezmada luego de un conflicto atómico, los sobrevivientes, habitantes de otra estrella, regresan a bordo de la expedición Fénix para tratar de fomentar y contribuir al renacimiento del otrora planeta madre. Diez expedicionarios entrarán en contacto y conflicto con diez ángeles salvadores, sus poderes, sus enigmas. el desarrollo humano desde una óptica de redención, el amor y el odio, todo con un ingrediente agregado de conocimiento de la naturaleza humana, y de sueños con un futuro lejano y desconocido por parte del autor, un imprescindible de las letras cubanas.