Tag Archive: HoMeNaJe

post by duda | | 2

Shalom Robert

Anda saltando por la web la noticia de que el actor, director y productor de cine Robert Redford se retira, me asomo con nostalgia a la época dorada en que su sonrisa hacía soñar a generaciones de mujeres que veían en él al galán perfecto. Durante su extensa carrera, ha participado en más de 60 películas y series, a pesar de esto nunca ha recibido un Oscar como actor.

Su primera aparición fílmica fue en War Hunt (Denis Sanders, 1962) Pero no es hasta 1969 con “Dos hombres y un destino” junto a Paul Newman que comenzara el mito Redford. Algunas películas en las que ha trabajado han estado nominadas a premios Oscars, tal es el caso de “Todos los hombres del presidente” y “Memorias de África” esta última junto a otra diva: Meryl Streep. Una de las escenas más tiernas que he visto en mi vida relacionadas con la expresión del amor se puede disfrutar en la foto a continuación:

En 1980 como director obtiene un Oscar, por la cinta: “Gente como uno” y es aquí donde la actuación pasa a un plano secundario para darle paso al hombre tras el lente que sabe capturar emociones y ambientes. Es quizás este descubrimiento lo que le hace crear, en este mismo año el “Sundance” centro de enseñanza para jóvenes cineastas y un poco después el Festival de cine del mismo nombre que se realiza cada enero en Utah, cerca de la escuela que funciona en su propiedad.

Ha mostrado en alguna que otra entrevista su respeto y afinidad por el budismo, es un furibundo ecologista y un defensor de los derechos de las minorías etnicas. A los 82 años, sin cirugías estéticas, con la sonrisa que logró cautivar a medio planeta confiesa:

“Nunca digas nunca, pero he llegado a la conclusión de que este es el fin para mí, en términos de actuación. Voy a jubilarme después de esta película porque he estado ejerciendo mi trabajo desde que tenía 21 años. Creo que es suficiente. ¿Por qué no decir adiós con una película que es muy optimista y positiva?” (Se refiere al filme The old man and the gun)

De Book, cumples

Ese curioso montón de verbos, adjetivos y pronombres (encumbrado o simple, según el gusto) que sin embargo enamora y nutre, y hace partos imaginarios de amor, de conciencia, de hambres.
A muchos puedo mencionar, desde pensadores al estilo Platón o Chopra, hasta la fina poesía de Fretjman o la suciedad sacrílega de Jorge Molinero:

“Lo recuerdo bien aunque te diga
que no, que son cosas de chicas

Empecé a temblar como la mano
de Joe Cocker sin una copa de whisky

Después balbuceé un yo también
y nos besamos”

En encuadernaciones lujosas o forrado con periódicos viejos, ahí, empolvado o reluciente, en libreros o cartera de uso diario. Con los lentes encima y alguna que otra mancha de café. Presente. Dueño.
Sin libros no sé andarme esta vida, es más, no la quiero así, sólo envuelta en tecnología. Me sigo encerrando en el cuarto a fantasear con Sade, escuchar las olas sobre el Nautilus, destruirme la fe en la humanidad con tanta maldad hacia el prójimo o simplemente flotar, en manos de poetas antiguos, sacros, ruines, torpemente cercanos.
Cuando se empieza el sendero de la lectura, es como un silencioso pacto que no queda registrado en ninguna parte, pero que cumples eternamente, con devoción.

Por el book en su día…Cheers!!!!

(Día Internacional del Libro, 23 de abril pasado)