Tag Archive: Educacionales

Corazones universitarios

En estos días he regresado a las aulas, y me siento muy feliz, la Cujae se desborda de familias y tutores de trabajos de fin de carrera, de muchachas y muchachos regados por las áreas abiertas debatiendo una duda,estudiando en grupos, conversando.
No concibo cómo las personas detestan el paso por las distintas enseñanzas, considerando una pérdida de tiempo o un fastidio la necesidad de aprender y lo peor, cómo le trasmiten a sus hijos esta sensación, sé que en una gran medida se debe a la desvalorización en la calidad de los conocimientos que se imparten, lo cual trabaja en contra de la motivación del alumnado.
Cuba ha pasado por un proceso de regresión en esta materia. El deterioro de la economía personal por el período especial y las carencias, obligó a la mayoría de los maestros a migrar hacia formas de trabajo mejor remuneradas, había que alimentar a la familia y era (es) más rentable despachar en una cafetería particular que estar al frente de un aula. No hace muchos días, la madre de un compañero de escuela de mi hija me dijo en una tienda en la que coincidimos “ahora gano en siete días lo que en mi plaza de profesora universitaria devengaba en un mes”. Me hizo sentir muy mal. Los jóvenes y niños de mi país han caído en las manos de profesores improvisados, mal preparados, emergentes, porque no se acaba de dignificar el salario de los maestros, los maestros que son los constructores de la personalidad, de la vocación, de la vida futura.
Yo por ejemplo, amo la literatura porque tuve profesoras que me incentivaron a conocer el mundo maravilloso de las letras, como yo, hay físicos, deportistas, enfermeros y músicos que deben su profesión al amor de un maestro por su materia.

Resulta preocupante la calidad ética de los maestros que tienen en sus manos la educación de los adolescentes, las lagunas en el conocimiento de las asignaturas que imparten, la tendencia al facilismo de “pagar” un examen para no estudiar y aprobar, hacer la vista gorda en aspectos como estos nos están llevando a un futuro de profesionales mal preparados, desconocedores, inútiles.

Ojalá en los jóvenes que ahora reciben sus títulos de graduados universitarios haya muchos que realmente amen la profesión que eligieron, ojalá los padres comprendan la necesidad de regresar a largas horas sentados con los hijos para revisar tareas y conformar trabajos integradores y no depender solamente del repasador particular, la escuela es responsabilidad de dos partes: el maestro y la familia.

Se acaba un curso escolar, empecemos desde ahora a pensar en hacer del próximo algo mejor.