Category Archive: Literatura Universal

Áuryn

El símbolo de las serpientes mordiéndose las colas es muy popular entre los amantes de la literatura y el cine por representar el poder en un mundo creado por Michael Ende en su libro “La historia sin fin” (O La Historia Interminable) , pero este símbolo no es una creación del autor.

El Wuivre, que es el símbolo celta que se nombra Áuryn en la obra, es uno de los más conocidos símbolos de la vieja cultura céltica. Muestra a dos serpientes entrelazadas entre sí que representan la fuerza de la Tierra.

Los celtas no son muy conocidos ni estudiados por nuestros manuales de Historia Antigua, más bien las referencias que nos llegan de su existencia son meramente ficcionales, a través de los mitos alrededor de construcciones o del personaje celta que conocemos más: el mago Merlín. Otros dos exponentes de su civilización son Ásterix y Öbelix, personajes animados que se enfrentan y comparten los territorios de la antigua Galia con romanos. Sin embargo, a pesar de la poca difusión de sus aportes culturales, los celtas han tenido un peso fundamental en la formación de lenguas indoeuropeas como el armenio, el lituano, el gaélico irlandés, el bretón y otras. Estos pueblos de la Edad de Hierro eran respetados como guerreros por su ferocidad y tanto griegos como romanos los incluyen en sus manuscritos históricos.

La cultura celta no ha dejado documentos escritos para la posteridad, los druidas, especie de sacerdotes tribales que actuaban como intermediarios entre los humanos y sus dioses, y los bardos, que pasaban un período de formación de doce años para convertirse en poetas, narradores de historias o músicos, eran los encargados de atesorar las costumbres y el arte céltico. Es quizás por ello que esta enigmática cultura es tan atractiva para los que tratan de acercarse, prácticamente en vano, a su conocimiento, pues no existen referencias bibliográficas y es necesario escudriñar muy a fondo en documentos romanos, que admirados por su elegancia y continuo interactuar con la naturaleza y sus fuerzas, son los referentes obligados de los primeros.

Además del Wuivre se conocen en la actualidad otros once símbolos que de una forma u otra son representados en filmes, novelas o se convierten en tatuajes de famosos, es el caso, entre otros, del Árbol de la Vida:

Este es uno de los símbolos más importantes para los celtas, cuando una tribu decidía escoger un lugar para establecerse siempre lo hacía alrededor de un magnífico árbol, para ellos, los árboles representan la fuerza, la sabiduría y la vida de la naturaleza, su vínculo con el bosque era vital pues en ellos encontraban refugio y alimento. Para los celtas el Árbol de la Vida representa la unión entre cielo y tierra, entre los vivos y los muertos, la relación de lo mágico y terrenal en perfecto equilibrio.

De una forma u otra, en toda la simbología celta se puede encontrar como tema recurrente el respeto por la naturaleza, su conservación, la importancia de la iluminación espiritual y la evolución y el progreso.

post by duda | | 5

Retrato en sepia

En la Habana ha llovido mucho en las dos últimas semanas, tiempo perfecto para dedicarle más horas de las acostumbradas a la lectura, en ésas tardes grises en que los relámpagos te sobresaltan echarle mano a un libro es una opción atractiva.
Los visitantes del blog conocen de mi preferencia por Isabel Allende y su estilo narrativo, amén de los detractores siempre me siento dispuesta a sumergirme en sus propuestas:

Retrato en sepia (2000) es una novela que narra pasajes de la historia chilena de finales del siglo XIX, Aurora del Valle es una mujer que busca la verdad sobre su origen, en medio de una opulenta familia que mueve sus hilos de Chile a los Estados Unidos, criada por su abuela a partir de los cinco años, la muchacha va relatando pasajes familiares en los cuales se mezclan razas y caracteres, además de lo acontecido en ése período histórico de Chile. La autora se atreve a narrarnos los momentos terribles de la Guerra del Pacífico, el miedo o la desesperación de un soldado, el ternura de una enfermera, toda la crudeza de una contienda llega hasta nosotros sin adornos. Además, en la búsqueda de la verdad sobre su origen, Aurora nos permite asomarnos al increíble mundo de la familia que luego se recrea en el clásico por excelencia de la Allende: “La casa de los espíritus”.

Ambientada en San Francisco y Santiago de Chile, una vez más nos cautivan los personajes femeninos rotundamente diseñados, la descripción de emociones y tiempos. Escapa del melodrama alrededor de la muerte o el costumbrismo, para adentrarnos en la sicología de personas que comenzamos a amar desde las primeras páginas, tan deliciosa, exótica y desprejuiciada como siempre, Isabel me hace desdeñar otros hobbies para navegar en sus páginas.

Es también Retrato en sepia un pequeño homenaje a las mujeres pioneras de cada adelanto que luego ven opacados sus triunfos por la dominación masculina, en este caso es la fotografía un eje que lleva la trama a desarrollarse y muchas veces a definirse. En el momento de publicación de la obra la escritora declaró:

“A finales del XIX la fotografía no era considerada un arte, sino un juego, y muchas mujeres se dedicaron a ella buscando imágenes de la gente que las rodeaba” (..) “Hicieron grandes retratos y también se interesaron por las ciudades, los paisajes, las huelgas y movimientos sociales. Cuando la fotografía empezó a considerarse un arte, se la apropiaron los hombres, como siempre, y se olvidó a aquellas grandes fotógrafas”.

Propuesta didáctica sobre el idioma

Gracias a Lost por la contribución

Ha llegado a mi bandeja un libro que puedo calificar de excelente: “Las 101 cagadas del español”, escrito por Maria Irazusta pero con la colaboración de un grupo de periodistas. Es un recorrido simpático y didáctico por el idioma de Cervantes, arrancas y te zambulles en su atractivo.

Desde el inicio los autores te descubren su intención de proponer el re-aprendizaje del español, de una forma simple y acequible elabora capítulos mostrando el mal uso de términos y expresiones que estamos acostumbrados a dar por buenas. Insiste además en el rescate de vocablos en desuso o en evitar la mutilación de otros.
Para los que emprenden el ejercicio de escribir es una referencia a tomar en cuenta, a veces damos por buenas maneras de utilizar un verbo, una frase o un adjetivo, que son totalmente erróneas, pero hay que reconocer también que en otros casos, se han aceptado sustantivos creados a partir del uso popular.
En su prólogo se califica al mismo como un ameno bestiario de desafueros lingüisticos, yo lo recomiendo como una herramienta de obligada consulta para el trabajo diario, no es leer el libro de un tirón, es volver sobre sus páginas para aprender a descubrir la magia de una lengua que hablan más de 500 millones de personas alrededor del mundo.
Les pego un pasaje para abrirles el apetito:

“A veces, el origen y evolución de las palabras es incierto, discutible o,
simplemente, prosaico, pero, en ocasiones, tienen detrás historias verdaderamente
apasionantes.
Piropos rojo pasión: pyrōpus es el color rojo brillante, una variedad del granate
que se ha dado en llamar rojo pasión. Procede de pyro (‘fuego’) y fue la palabra
elegida por los romanos para denominar a los rubíes por su color. Antiguamente,
como símbolo del corazón, los galanes entregaban un rubí a la persona amada. Tan
estimada piedra preciosa ha sido el origen de requiebros, lisonjas y otras zalamerías,
aunque ahora los piropos ya no son tan valorados en joyería.

Salario a precio de oro: durante el imperio romano, la sal era un bien muy
preciado y muy cotizado, por lo que a los soldados se los compensaba por su labor
militar con saquitos de esta sustancia cristalina. Ahora, salario es nuestro ‘pan de
cada día’.

Cuerpos despampanantes: los pampanitos verdes del famoso villancico son las
hojas de la parra (pámpano), célebres por cubrir las partes íntimas de Adán y Eva.
Des-pampanantes (sin-pampĭnus) significa ‘sin la hoja de parra’, es decir, se cae la
hoja que cubre nuestro pudor para que aflore nuestro asombro.
Imaginar es gratis. Juguemos con la razón de ser de las palabras. Todas esconden
una historia real o imaginaria”

Un libro interesante, que merece un espacio en nuestro día a día.

post by duda | | 10

Un paseo por la ceguera

Saramago me hizo compañía en un momento oscuro de mi vida, había perdido la alegría y los deseos de vivir, padecía una depresión peligrosa producto de relaciones humanas fallidas. Un día en que revisaba las Novedades literarias a la venta en la Moderna Poesía, tropecé con un título suyo, que me ayudó mucho a transitar el final de mis tristezas y llegar a puerto de tranquilidad:

Ensayo sobre la ceguera:
De pronto el primer ciego nota su estrenada discapacidad y comienza a perderse en un mundo nuevo, no hay explicación para su mal y lo peor, a diario aparecen nuevos casos de personas incorporadas a esta condición de “ceguera blanca” así catalogada pues sus dolientes refieren ver un manto lechoso. El autor dibuja una realidad asfixiante y sobrecogedora, que desde la primera página te aplasta. Tu reacción es leer desde afuera, sin comprometerte con un mundo que no existe…sin lograrlo.

Ausencia de delimitaciones gramaticales como párrafos y oraciones independientes, diálogos corridos dentro de una página que te obligan a concentrarte totalmente en el libro si quieres comprender a qué personaje tienes delante. Personas sin nombre propio que tienes que reconocer por una característica: la mujer del médico, el viejo de la venda negra, la chica de las gafas oscuras, etc. Un mundo marcado por la necesidad de sobrevivir a cualquier costo, donde prolifera el salvajismo, sin el más mínimo respeto a los valores que, quizás por ser ciegos, desaparecen totalmente.

He leído otros libros luego de éste (Las intermitencias de la muerte, El Evangelio según Jesucristo) pero no han dejado en mi espíritu la misma huella. Es rotundamente verídica la sensación de terror que te trasmite la posibilidad de una realidad distópica como la que propone el autor.

Los ciegos de Saramago nos muestran cuán miserables podemos ser, a cuánto estaríamos dispuestos por mantenernos vivos, aún privados de cualquier comodidad, ser bestias sin raciocinio que sólo actúan por instinto. Su lectura nos hace plantearnos el análisis de las realidades que nos tocan, la ceguera se traduce en noticias terribles sobre ataques guerreristas o terrorismo en escuelas, uso de gases en poblaciones civiles, fraudes, discriminación y asesinatos a mansalva, el mal que venden las televisoras y que consumimos sin dolor mientras no nos toca la puerta.

Les propongo su lectura a conciencia, les hará valorar pequeños detalles que suelen pasar inadvertidos en nuestra vida cotidiana.

post by duda | | 2

Roland Barthes

La filosofía no es un tema que brille por su atractivo para las masas. Siempre buscamos leer ficción, poesía u otro género. Sin embargo, es importante leer a autores que dedican el espacio de su vida a ayudarnos a entender los procesos sociales, científicos o humanos, tienen el gran mérito de dejar de lado su propia vida en el empeño de una causa común.

Gracias a una respuesta mía, el dueño de un blog que visito, y que considero muy especial, porque es un hombre joven que propone autores escogidos, tengo el enlace a una parte de la obra de Barthes, lo pego acá, para el resto de los visitantes, considero que vale el tiempo que le dediquen a explorarlo.

http://garabatos.cubava.cu/

post by duda | | 13

El amor dividido

Mike Newell estuvo delante de una empresa titánica, llevar a la pantalla grande el Amor , y no cualquiera, sino el que conocimos de la mano de un latinoamericano entrañable.

¿Qué es el amor?

Depende, a veces de la idiosincrasia, otras de la genética, pesan también los convencionalismos sociales, la educación, la latitud en que vivas, los gustos, es una pócima que admite (y permite) muchos ingredientes .

Recordaba a Arjona y su canción teorizando sobre el mismo en el disco “Independiente”, cuando la interpreta en concierto suele abrir los brazos y echar la cabeza hacia atrás, en la parte instrumental del tema, como un enamorado recibiendo en medio del pecho la flecha que lo marca. Eso es el amor, un golpe que te quita el aire, tiemblas, suspiras, hasta odias.

Gabriel García Márquez es (me niego a hablar en pasado) artífice de un mundo cercano y distante, permítaseme la paradoja. De su mano hemos conocido y respetado la historia común de un continente tildado de atrasado y salvaje. Le debemos a Europa creerse nuestros descubridores, cuando estábamos aquí, sólo que más felices, sin adelantos mecánicos o epidemias. Libres con el sol y el mar, me pregunto a veces cómo sería nuestra historia sin colonizadores.

El Gabo tiene muchos méritos, pero el mayor ante mis ojos es su materialización del Amor, a través de Florentino Ariza y Fermina Daza. Siempre que me asomo a la obra descubro aristas del sentimiento maltratado y sobreviviente. Me emociona soñar con mis setenta aún con la chispa de un asombroso amor acariciando mis huesos débiles.

El filme homónimo de 2007 tiene defectos y como todos los que se atreven a aterrizar una monumental obra literaria, el riesgo de quedarse por debajo, para disfrutarlo a plenitud hay que adaptar el paso a su tempo cinematográfico, desdeñar un poco a los personajes de la ficción escrita y darle un chance a los personajes animados, la crítica sepultó a la película desde su estreno. Es cierto que no logra atraparnos la magia de la pasión que un adolescente espera cincuenta y tres años para disfrutar, ése mérito se queda con la obra literaria y con nuestra propia percepción de la misma, cada quien lo asume de una manera única, pero tiene el mérito de mantenerte hasta el final y perdonarle los defectos porque es tan espléndido y sublime un Amor que resiste tanto, que es un pecado dejarle a medias. Incluso, me atrevería a decir que por momentos, con ciertos parlamentos, autoanalizas las relaciones amorosas que te ha tocado vivir, ¿cuántas veces han pesado más los defectos y has dejado escapar a esa persona que te llenó el alma?

Hay amores que enternecen, en su deliciosa voluptuosidad son como un espejo en el que quisieras mirarte alguna vez. Hay seres humanos que no lo dejan penetrarles los órganos y como se queda en la superficie, sólo ven de él la manida postura del amor carnal. Un sentimiento que logra perdurar es digno de respeto, de envidia, de devoción.

Yo creo en el Amor, por eso mayo me hace regresarme a lecturas y filmes donde su aura me nutre de sueños posibles.

De Book, cumples

Ese curioso montón de verbos, adjetivos y pronombres (encumbrado o simple, según el gusto) que sin embargo enamora y nutre, y hace partos imaginarios de amor, de conciencia, de hambres.
A muchos puedo mencionar, desde pensadores al estilo Platón o Chopra, hasta la fina poesía de Fretjman o la suciedad sacrílega de Jorge Molinero:

“Lo recuerdo bien aunque te diga
que no, que son cosas de chicas

Empecé a temblar como la mano
de Joe Cocker sin una copa de whisky

Después balbuceé un yo también
y nos besamos”

En encuadernaciones lujosas o forrado con periódicos viejos, ahí, empolvado o reluciente, en libreros o cartera de uso diario. Con los lentes encima y alguna que otra mancha de café. Presente. Dueño.
Sin libros no sé andarme esta vida, es más, no la quiero así, sólo envuelta en tecnología. Me sigo encerrando en el cuarto a fantasear con Sade, escuchar las olas sobre el Nautilus, destruirme la fe en la humanidad con tanta maldad hacia el prójimo o simplemente flotar, en manos de poetas antiguos, sacros, ruines, torpemente cercanos.
Cuando se empieza el sendero de la lectura, es como un silencioso pacto que no queda registrado en ninguna parte, pero que cumples eternamente, con devoción.

Por el book en su día…Cheers!!!!

(Día Internacional del Libro, 23 de abril pasado)

post by duda | | 12

Los rojos de Drácula

Bram Stoker abrió una senda en 1897, su conde Drácula infundía pavor, todavía ahora un escalofrío recorre mi columna vertebral cuando recuerdo que, siguiendo mi vocación sadomasoquista, agarraba el libro y me iba a la habitación más silenciosa y oscura de la casa, para que las voces y los colmillos afilados del vampiro efectivamente me rozaran. Luego, estaba noches en vela, porque las pesadillas me perseguían. Cuando logré ponerle rostro a mi acosador las cosas empeoraron, les remito a un filme de 1922, “Nosferatu” el primero en ponerle cara al vampiro.

Pero han transcurrido generaciones y los nuevos aires del vampirismo edulcoran y hasta han tornado seductores a los chupasangres…al punto, que no hay alrededor del planeta una mujer o un hombre, que no esté dispuesto a ser presa de colmillos dentro de una boca que además de alimentarse, puede ofrecernos placeres oscuros, morbosos, atractivos.

Existe en la actualidad, y de la mano de disímiles autores, una galería de vampiros (y vampiras) cuyo glamour ha conquistado hasta al más reacio . Chicos esbeltos y sexys, mujeres de belleza impresionante, llevan bajo la máscara un ser sediento y cruel, pero, ese detalle ha pasado a ser poco menos que insignificante. Ya no tienes miedo, te entregas en la aficción sangrienta, como a una orgía de placeres inconfesables.

La literatura ha sido pródiga con el cambio del mito, Anne Rice, Sthepenie Meyer, L.J.Smith, por mencionar a los autores más leídos, han dado un vuelco total a la forma de enfrentar una novela vampírica, y atrapar a las personas en mayoría total a aficionarse al género, copiando modos de actuar y costumbres por adolescentes y jóvenes, que llevados por la admiración hacia el rostro de turno en pantalla, quieren ser como ellos.

En paralelo, el cine revela rostros fascinantes, y entrega guiones con antecedentes perfectamente creíbles para el “mal” del Conde, me detengo en una adaptación que veo y re- veo, Drácula Untold (2014), protagonizada por Luke Evans (Fast and furious, Inmortales, El Hobbit). Se recrea la historia del hombre y su conflicto ante la petición de un opresor de entregar niños para la guerra, Vlad Tepes, príncipe de Rumania, decide hacer un pacto con un ser oscuro que le promete poder a cambio de que se abstenga, luchando con sus propios demonios, a probar sangre humana durante tres días e intentar salvar a sus súbditos. Escenarios dramáticos, poderío oscuro, sed de sangre, conflictos espirituales, la película vista como un antecedente o historia no contada, justifica al Drácula posterior, su sangrienta estela.

Soy aficionada a todos los rostros de Drácula, a su amor por Mina, y caigo también en los poderes de los Cullen, de Lestat o de Damon, les propongo la lectura y la vista de un género que no por sangriento, deja de ser sugestivo.

Memorias de una Geisha

Chiyo es una chica pálida, de ojos azul grisáceo, que vive a orillas del Mar de Japón. Es vendida a una okiya, y por la belleza de sus ojos, exóticos en el país, es entrenada para convertirse en Geisha. Aquí comienza nuestro paseo por la cultura japonesa.

geisha1

La novela de Arthur Golden (1997) nos acerca a las costumbres asiáticas, a su belleza, a los paisajes del Japón de los años previos a la Segunda Guerra Mundial.

Con la muchacha vamos aprendiendo el oficio, que al contrario de lo que muchos creen, no es ser una prostituta, luego de la publicación y éxito mundial de la novela, Golden fue demandado por Mineko Iwasaki, la geisha que compartió sus anécdotas con él para su creación.

geisha3

Entramados publicitarios y legales aparte, el libro es digno de leerse, tiene el poder de transportarnos a un pasado oriental lleno de enigmas, cautivante. La grácil prestancia de las mujeres, su elegancia y su callado sufrimiento ante la imposibilidad de llevar una vida propia, el dolor de renunciar al amor, la disminución de las féminas que únicamente como futuras geishas tenían la posibilidad de acceder a la educación atrapan al lector desde las líneas iniciales.Las aspiraciones personales de las mujeres eran subordinadas a los deseos masculinos, típico de varias culturas y regiones geográficas. Ha sido traducida a 22 idiomas.

En 2005, se estrena su versión cinematográfica, producida por Steven Spielberg, la cual obtiene varios premios Oscar y un Globo de Oro (banda sonora). Es una de las pocas veces que película y novela logran un equilibrio perfecto. Recibió críticas bastante favorables durante su estreno, y aún hoy es buscada por los cinéfilos:

“Memorias de una geisha entrega lo solicitado, con elegancia y oficio. Las actrices crean geishas como ellas imaginan que debieron ser, que es probablemente más sabio que mostrarlas tal como eran. (…)

Roger Ebert: Chicago Sun-Times

geisha2

No obstante, recomiendo leer primero la novela, antes de ver el filme. No se arrepentirán de asomarse al misterioso mundo oriental.

Mil noches para una joven

Para Sherezada,

por la analogía del personaje
por ser el hada de las palabras
y porque es mi amiga…

“Y cuando Sherezada, hija del visir, hubo oído este relato, insistió nuevamente en su ruego: Padre,
de todos modos quiero que hagas lo que te he pedido.” Entonces el visir, sin replicar nada, mandó que preparasen
el ajuar de su hija, y marchó a comunicar la nueva al rey Schahríar
Mientras tanto, Scherezada decía a su hermana Doniazada: “Te mandaré llamar cuando esté en el palacio,
y así que llegues y veas que el rey ha terminado de hablar conmigo, me dirás: “Hermana, cuenta alguna
historia maravillosa que nos haga pasar la noche.” Entonces yo narraré cuentos que, si quiere Alah, serán la
causa de la emancipación de las hijas de los musulmanes.”

Así comienzan los relatos, el misterio.

“Las mil y una noches” es una recopilación de cuentos árabes, hindúes y persas,. El leimotiv que da paso a las historias es este fragmento que les pongo acá. De la mano de la necesidad de una joven por salvar su vida y la del resto de las doncellas del reino, vamos adentrándonos en un mundo fantasioso, diferente y antiguo. Cada noche Sherezada deja una historia interesante sin conclusión, y el rey ajeno a su ardid, le perdona la vida por otra noche más, hasta alcanzar la noche mil y junto al lector, conocer la otra historia, transcurrida subterráneamente, donde la mujer ha sido madre dos veces.

Seduce el esplendor de palacios legendarios, camellos y alfombras, botijas llenas de oro, ladrones, sexo taimado, genios en lámparas, serpientes, puñales, velos, hay de todo en esta finísima y deliciosa recopilación que nos acerca a un Oriente lejano y de costumbres exóticas, con un vocabulario diferente, aunque esclarecido de forma amena por las notas al pie de las páginas, pero que es precisamente en este enigma donde radica su atractivo mayor.

Es interesante el detalle de la erudición de Sherezada, en un mundo donde las féminas son limitadas en desarrollo y educación, supongo que ante la disyuntiva de frenar la ira del rey, los autores no tenían de otra que poner a una mujer en la postura de hacerle ver, primero a través de las narraciones y ya al final por la vía del amor, su error al tomar la vida de todas las doncellas.

En la actualidad, muchos conocen la existencia del libro gracias a los filmes de Disney, donde Aladino, la princesa y el genio se han llevado todo el mérito del mundo árabe, sin embargo, yo prefiero a Morgana, la astuta sirviente que vence a los cuarenta ladrones.

Es indiscutible la marcada diferencia entre este mundo y el nuestro, pero merece la pena recorrerlo, conocer de sus colores y su magnificencia.

Y también, mientras consiguen el libro, pueden visitar el blog de mi amiga Sherezada, que, sin necesidad de escribir para salvar su vida, pone a nuestra disposición historias interesantes y conmovedoras .

las MIl