post by duda | | 6

Westworld

“La Humanidad está en equilibrio a medio camino entre las bestias y los dioses”

Con esta frase casi llega a su fin la segunda temporada de una serie que ha cuestionado los preceptos más elementales de la filosofía humana.

Westworld es una serie de ciencia ficción que vende un paseo por el oeste americano al más puro estilo tradicional, un pueblo, una estación de trenes, un bar lleno de prostitutas, un sueño montado para que personas con deseos de derrochar su dinero y su imaginación dieran rienda suelta a fantasías de todo tipo. En el terreno les esperan robots diseñados a su imagen y semejanza, tanto física como mental, tan perfectamente dibujados que no se puede distinguir un anfitrión de un huésped, únicamente los diferencia la capacidad de hacer daño. Un episodio entre una analista del parque y un anfitrión perdido en las rocas desata una serie de eventos en los que aparece la insubordinación a las órdenes y el caos va tomando espacio en todas las tramas diseñadas por Robert Ford.

Luego de algunos cabezazos el espectador comprende las intenciones de guionistas y actores y se presta al juego, se deja manipular por los sentimientos de una y otra especie, aprende de las múltiples tramas dentro del polvo y los revólveres, participa del ambiente y es un poco cómplice de atrocidades que se cometen para dar de comer a los bajos instintos que unos humanos domeñan y otros recrean.

Los monólogos de Ford sobre la esencia humana, los preceptos morales, los valores, el libre albedrío, la inteligencia artificial, los aportes de la informatización al desarrollo y la mejora de la vida, la cultura, llegan a atraparte en una red que te lleva a aprender e investigar sobre estos temas como si en vez de presenciar una serie de ficción estuvieras delante de un libro.

Ambas temporadas se salen de la comercialidad habitual en las series para llevarte a un plano diferente, en el cual comienzas a cuestionar elementos del pensamiento, del actuar de la conciencia y de la ética comúnmente aceptada.

La crítica ha arremetido contra los guionistas por los asesinatos en masa y otras escenas de crueldad, y es cierto que no era necesario tanto horror para hacernos empatizar con los anfitriones, los cuales a su vez enfrentan en un momento determinado de la trama el mismo dilema de los humanos.

Con los protagónicos de Anthony Hopkins(Robert Ford) y Ed Harris (William) , rodeados de un elenco que asume sus roles magistralmente, Westworld es una propuesta que asume un conflicto ético, que más allá de las escenas sangrientas y de asunción de poder o de la búsqueda y preparación de la inmortalidad (para aquellos que pueden pagarla), nos remite a la interiorización del sentido de lo que somos como especie y del respeto que le debemos a cada forma de vida que comparte la casa grande con nosotros.

6 Responses

  1. Sherezada dice:

    De la serie como tal no te puedo comentar, Du, porque no la he visto, pero si bien me iba interesando cuando leía, al llegar al punto de los actores que encarnan los protagónicos ya me dejaste sin excusas para no buscarla.
    Es curioso como cada vez son más los actores de Hollywood que emigran a las series de tv, la Gran Industria ya no es lo que solía ser, y aquellos grandes tienen que aprender a guardar su magnitud desde la pantalla chica.
    ¿Ves por qué te digo que no puedes dejar de recomendar? jijijjij
    Besi.

    • duda dice:

      Son dos temporadas, ahora terminó la segunda, no vas a ver escenas modernas súper movidas, es una serie que apuesta por entrenar tu cerebro a la manera de la filosofía, que pienses, que dudes, que cuestiones es su meta.
      A pesar del pequeño formato HBO se las gasta para poder dar cabida a monstruos de la talla de Hopkins, el papel y él entallan a la perfección, pero más que nuestro amigo es Ed Harris quien se lleva el protagonismo y Dolores (primera foto) y Bernard (tercera foto). Y no sólo ellos, todo el reparto hace lo suyo de manera espléndida.
      Yo desgraciadamente sólo tengo la segunda, pero supongo que los vendedores aún la conserven, pasa con ésta lo mismo que con nuestra Penny Dreadfull ¿te acuerdas? hay que vestir el ambiente para poder transitarlo.
      Cuando la veas me cuentas, te gustará.

      Besitos y gracias, casi que eres mi única lectora en los últimos tiempos!!!!

  2. ACC dice:

    Gracias por la entrada.

    Reunes a Anthony Hopkins(Robert Ford) y Ed Harris (William)y ya tiene que ser algo fuera de la media.

    La recomiendo igual.

    Y, un lector, como la maxima de la Torah, hace un universo. Ademas son dos lectores, no escribo por falta de espacio y tiempo.

    besos

  3. akagami-neko dice:

    por alguna extraordinaria razon esta entrada se me habia pasado, tal como se me habia pasado q ya salio la segunda temp de westworld????? q mierdas ando esnifando??? no voy a darle mucho a las teclas, porque ademas creo q hace algun tiempo tocastes un tema similar, donde se hacer vibrar los pilares de la conciencia. este jugar al gato y al raton con personas sin humanidad y marionetas con corazon me parece bellisimo, y contar con hopkins para darle vida a otro personaje inmortal es invaluable… pensar q con la mitad del esfuerzo se podria haber salvado el live-action de ghost in the shell…del caraj!!

    • duda dice:

      Westworld en su II te lleva por senderos peligrosos. Mi recomendación: verla con calma, sin intermitencias porque hay detalles que son importantes y pasan de largo si no estás totalmente atento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *