post by duda | | 4

Alucinaciones XIII

Y todo se diluye en ésa sombra
que arde silenciosa
como el alma que atiende los pasos perdidos
como la tristeza que nace en el adiós

Como aquélla mirada de cristales opacos
de lluvia y cansancio
con los argumentos precisos y el frío
ese frío que inunda agosto

No quedan ardides para evitar la llamada del odio

4 Responses

  1. Sherezada dice:

    La verdad es que no se bien cómo comentarte esta entrada, si has dado con precisión en la diana, si tus poemas últimamente se han vuelto emisarios de mis emociones, si tampoco a mi me quedan ardides para evitar el declive. Supongo que es la rueda de la vida que no deja de girar, o la marea que no cesa en el vaivén, o eso otro que llaman karma. Pero hermoso poema, Du… tan hermoso como alcance a ser lo triste, por mucho que suene a contradicción.
    Los besos de siempre para ti.

    • duda dice:

      Espero que nuestros estados de ánimo mejoren, que estas emociones den paso a nuevas alegrías, adoro tu fidelidad a prueba de cualquier cataclismo, aún cuando otros se alejan tú ahí, y yo del otro lado, para reforzar la creencia de que volverán los buenos tiempos porque nos lo hemos ganado.
      Un besote amiga, te quiero una galaxia, gracias por leerme y verte…

  2. Roger dice:

    Mamá ya estoy de vuelta ojala pudieramos conversar como antes tengo muchas cosas k contarte puffff, dejame ver como me pongo al dia con todo lo k has puesto un besote TKM

    • duda dice:

      Qué bueno leerte!
      Pues ponte al día, y escríbeme para que me cuentes de todo, de tu vida, de la niña, me he puesto muy alegre de leerte!

      Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *