Tercos

Para entonces ya se habían enamorado, poco importaba la diferencia de edades o el color de la piel, ante el amor, allí, cuando estaban deliciosamente solos, no había sociedad ni prejuicios, sólo almas. Empezó como todas las historias inolvidables, un desquite o la intención de ganarse cada cual una parte de la apuesta. “Bah, eres muy joven, no podrías impresionarme”. “Qué va, eres muy mayor, no entenderías mi mundo”

Desde lejos les mira el tiempo y ríe a carcajadas.

Ellos siguen pasos comunes de tantos amantes, escondidos en medio de la gente, hurtándose miradas, saltando sin mover un músculo, oídos sordos al reproche, al consejo: “Esa mujer no podrá darte ni un hijo, es que casi puede ser tu madre!” “Pero no te das cuenta, ése muchacho es muy joven, y negro, a dónde vas a llevarlo, ninguno de tus amigos lo aceptará!”

El azar les acoge, cómplice

Sonríen con ternura ante los recuerdos, ella sostiene la mano aún fresca, él, con la muerte posada en el hombro se aferra a los ojos rodeados de arrugas, pero aún luminosos.

Fuera del cubículo la gente observa en silencio a la anciana y el hombre que despiden un ciclo de pasiones.

14 Responses

  1. RagnaR dice:

    Que bonito Duda. Una entrada digna de una película. Un super drama de crítica social al máximo poder. Vamos para que sepan que el amor no entiende de edades, color de piel o cultura. El amor es omnipotente y no se cansa de demostrarlo.
    Un besote, ya extrañaba estas cosa.

    • duda dice:

      Gracias vikingo, es una historia común, que sucede a nuestro alrededor y que pasa inadvertida a diario. De ahí el homenaje. Pueden ser unos amigos, los vecinos o nosotros mismos. Es como dices, el amor no entiende de discriminaciones.

      Un beso grande!

  2. Misty dice:

    Duda que historia tan triste!! casi llueve en mis ojos, porque lo he visto tantas veces, no hay nada peor que amar, ser amado y a pesar de tener esa carrera ganada, ser juzgado por la sociedad.Un beso grande y como siempre tus escritos, son una lectura especial.

    • duda dice:

      ¿Te pareció triste? Bueno, el final sí. Pero si te fijas, ellos defendieron su amor, hasta que la muerte los separó, es una especie de paradoja, el hombre más joven fallece y la mujer más vieja permanece, cuando pudo ser al revés, pero en eso consiste el desafío a las leyes de la sociedad y los hombres, se fueron contra todo a vivir su romance.

      Gracias Misty por el comentario, y te reitero mis mejores deseos de felicidad, paz y amor para la Navidad y el nuevo año!

  3. vivian dice:

    Dud..te has lucido con tres entradas!!!..Me encantan las historias dispares, lo sabes; sobre todo sin son de amor, siempre pienso que hay que mirar más las semejanzas que las diferencias, No crees?. Esa es la esencia de la vida. La igualdad no es garantia de lo eterno. Siempre se puede ser feliz, siempre que exista el amor.

    Bien por tí.!!!

    • duda dice:

      Inspiración por extensión diría yo, algunas visitas a sitios acogedores y zas! terminé trabajos pendientes.
      Me alegro que te haya gustado ésta historia, es algo tan común, que se vive tan de cerca y casi siempre pasa inadvertido, los protagonistas pueden encontrarse en la casa de al lado.
      Gracias por los elogios, y siempre por la visita, adoro que te dejes caer por acá.
      Besos!

  4. sherezada dice:

    Es común que suceda sí, como es común que muchos no entiendan. Lo primero debería ser más común aún, lo segundo debería terminar por extinguirse de una vez.
    Lo sabemos bien, -aunque nunca está de más volver a recrearlo, y más si se hace con tan buen gusto como lo has hecho tú- que el amor no conoce barreras, que nos soprende tanto y tantas veces, que se hacen innumerables las historias que han de estar regadas en este universo en las que el amor acaba venciendo la estupidez del prejuicio y la incomprensión.
    Me recordó un poco El extraño caso de Benjamin Button, en su segunda mitad, cuando Benjamin joven conoce a aquella mujer que irá envejeciendo en lo que él se va haciendo bebé.
    Muy bonito, y muy buen mensaje.

    • duda dice:

      Los protagonistas de esta historia son reales, defendieron su amor contra todo, y créeme que sabes que no es fácil imponerse a convencionalismos y prejuicios. No sólo una pareja con diferencias de todo tipo, pasa con las personas de otra orientación sexual, o con cualquier expresión de amor que vaya contra lo que la sociedad ha intentado imponer como bueno, a veces me pregunto, ¿y qué es lo bueno? ¿alguien puede ponerle una pauta?

      Amar es siempre lo bueno, creo yo. Gracias amiga…

  5. yoenkys dice:

    Me gustó tu historia, y para responder a tu pregunta, el problema a mi modo de ver, no es que sea bueno o malo, sino que está fuera de los estereotipos y tabúes que aún hoy perduran en nuestra sociedad, tu pregunta me hace recordar la canción de Buena Fe que dice que aunque sigan tratando a la gente con tecnología seguiremos llorando como el neandertal, espero que hayan sido felices, pues al final es lo que se busca en cada relación amorosa sin importar la edad, orientación sexual, color de la piel, solo importa lo que se siente hacia esa persona y lo que se recibe de ella como respuesta.

    Realmente me dan lástima esas que personas que dejan de ser felices por no atreverse a romper esos moldes y tabúes que los encadenan o que solamente se sienten atraídas por los bienes materiales, y no son pocos los casos.

  6. yoenkys dice:

    Ups! discúlpame, olvidé invitarte a mi blog, aquí te dejo la dirección por si te interesa visitarlo es yoenkys.cubava.cu, espero tu visita y tus comentarios para saber lo que opinas, pues es la única forma de mejorar que tengo.

    Un fraternal saludo.
    Yoenkys.

  7. duda dice:

    Nuevamente gracias por comentar.

    Los protagonistas tuvieron un ciclo de felicidad a pesar de los contratiempos, y ésa es la idea fundamental de la entrada. Lucharon por su relación y la vivieron a tope, mientras la muerte no se interpuso.
    La paradoja que escribí, es que siendo él más jobven es quien primero se va, por eso la importancia de afrontar al mundo y defender la relación.

    • yoenkys dice:

      Sí te entiendo, he visto a la muerte muy de cerca en más de una ocasión, por razones que no expondré aquí, al menos por ahora, pero mirando la paradoja que has escrito, me he propuesto algo, independientemente de que lucho por las cosas que creo y por lo que siento. Muchas personas no entienden que la muerte nos sonríe a todos y lo menos que podemos hacer despues de haber vivido nuestro tiempo, es darle e ella una sonrisa de vuelta.

      No te parece?

      • duda dice:

        Interesante opinión la tuya.
        Hay algo que yo tengo claro. Morir es el cierre de tu ciclo vital, pero casi nunca lo aceptamos, no estamos preparados para hacerlo porque significa dejar algo con lo que nos sentimos a gusto, que es nuestra vida.
        No sé si estoy de acuerdo con irme sonriendo…al menos, no me quiero ir aún…

        Gracias por tu comentario!

        • yoenkys dice:

          No, no, para nada quise decir que que nadie tenga que irse ahora, fíjate que escribí “después de haber vivido nuestro tiempo”, lo que significa que cuando me llegue el momento de partir, lo voy a hacer de esa forma “devolviéndole la sonrisa que me dió” pues ni aún después de muerto podrán de cir que perdí la sonrisa. jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *