post by duda | | 2

go away

¡Vete de mí! Canta el Bola desde los rincones, rompiendo con su voz mágica el hechizo de mi pesadumbre, ésa que amenaza con aplastarme.
Barre entonces los recuerdos de tu risa escandalosa, de tus ojos rabiosamente verdes, de la habilidad de tus dedos con mi sostén y de las ganas de saborear de nuevo tu café.

¡Vete de mí! Y es un conjuro contra el dolor lacerante que quiebra mi alma, aún hoy, luego de siglos sin tu presencia. Un bálsamo para resignarme a no encontrarte en cada mueble, en cada noche, en todos mis futuros posibles, en todos mis pasados.

2 Responses

  1. huxley dice:

    Bola de Nieve, que nostalgia que ya Cuba no tenga artistas universales y unicos, como Bola, Carbonell, Martí…

    La vieja me dice que escuchaba al Bola en el Monseñor, Vete de mí era su favorita, amores que no son, pero que te marcan las sienes y los plieges del alma.

    Me hicistes recordar a la pura hoy…que bien.

    Go Away, me suena a Sinatra, o a Elvis, los cantantes de la pura…

    I loving you mamy…

    • duda dice:

      Amores que no son, pero que dejan esos pliegues eternos.

      Me alegra que este escrito te trajera un pasaje de mamy joven a la memoria!

      Un beso grande!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *