post by duda | | 6

Últimos días en la Habana

Se estrena por estos días en el circuito de cine, trae ya algunos premios nacionales y extranjeros, es una propuesta similar a muchas en el contexto actual de una Habana llena de descorchados y problemas, pero, viene de la mano de un maestro en el arte de hacernos vivir un guión: Fernando Pérez (Clandestinos, Suite Habana, El ojo del canario, La pared de las palabras)

La historia no tiene grandes intenciones, dos hombres que son un canto a la amistad, y no precisamente la calle habanera como muchos se mofan cuando alguien se siente ultrajado por la traición de un amigo, sino a la Amistad de verdad, uno enfermo de sida, el otro esperando una entrevista para irse a los Estados Unidos ¿El pasado de ambos o cómo llegaron a juntarse en el pequeño cuarto del solar? No, la maestría del director consigue que cada uno de nosotros se imagine un prólogo diferente para esta interrogante. Diego tiene sida y termina, en su condición de gay, abandonado por la familia luego de la muerte de su madre. Miguel ha vendido hasta la casa en espera de lograr su viaje, y cuida al amigo de la infancia, sin expresarle su cariño, pero esto no es necesario cuando se baña o se alimenta con ternura a un enfermo, cuando a pesar del cansancio se resiste el sueño para darle la medicación, el cariño está implícito, ésta es mi propia explicación de la convivencia de ambos, cada cual ha de tener la suya.

De nuevo la Habana pone al descubierto su rostro feo, sus gentes comunes, llenas de palabrotas y fuerza. ¿Por qué la Habana? Me dijo el otro día alguien, es simple, Fernando es de Guanabacoa, y nunca ha dejado de estar orgulloso de su marginalidad, sin embargo, es un director que ha logrado pulsar las emociones más diversas con sus filmes, siempre correctos, siempre controversiales.

Las actuaciones son excelentes, descubro a un Jorge Martínez nuevo, que convence desde el primer parlamento en su personaje del gay enfermo, Patricio Wood coquetea con la credibilidad, habría que ver cuánto de expresión le pidió su director para, efectivamente, conectarnos con su dolor interior casi al final del filme.

Una película para disfrutar, le decía a un amigo que los cubanos somos tan alegres, tan luchadores, que logramos reír en medio de las miserias mayores, aún con las carteras y el refrigerador vacíos somos capaces de esperar lo bueno que vendrá del futuro.

Otra vez, aplauso para Fernando.

6 Responses

  1. sherezada dice:

    Ya la quería ver, por supuesto, y ahora tu criterio me da un empujoncito más para querer verla. A mi Jorgito me gusta mucho, Patricio un poco menos, pero igual le reconozco que malo no es. La temática suele ser cautivadora, si se cuenta bien, y Fernando no es ningún novato (Clandestinos es de mis películas favoritas) Así que nada Du, agradecerte por esta propuesta, como siempre acertada, y tal vez te cuente mi opinión luego, si consigo verla. Un besi.

    • duda dice:

      Te gustará, no sé hasta dónde conoces la obra de Fernando Pérez, Clandestinos es un punto alto en su filmografía, donde se conjugó además el histrionismo de Isabel y Luis alberto, para las escenas dramáticas.
      Yo, soy seguidora de su obra, he visto todas sus películas, y a pesar de esto, a veces tengo que volver dos y hasta tres veces sobre una para captar el lenguaje de una escena, su simbolismo.
      últimos…te hará reir, reflexionar, enternecerte, es increíble cómo el guionista logra tanto realismo en la gente. el personaje de la sobrina de Diego es increíble, a pesar de la edad de la muchacha.
      A eso súmale que puede ser mi realidad, tu realidad, y que no te hartes a los primeros quince minutos tiene un gran mérito.
      Ya me contarás, pero sé que va a gustarte.
      Un beso amiga!

  2. Helly Raven dice:

    Quiero llevar a la vieja a verla, pero siempre que paso por el Yara no hay nadie que me diga los horarios, los días o las tandas en que las están dando…ya sabes como son las cosas aquí…desde que la anunciaron me interesó, igual que a mi madre, pero como ella tiene horarios complicados todo se dificulta…Tienes idea de algo de eso Du?

    • duda dice:

      No Helly…yo la tengo en casa, no fui al cine, igual me cuesta combinar mis horarios con las tandas de los cines.
      Lo más que puedo decirte es que cuando quieras puedes venir a copiarla, merece que la vean.

      Un besote hija!

      P.D Ya perdimos el nuevo foro…

  3. eco120 dice:

    Hola mi Du… no quería comentar sin antes haber visto “últimos días en la Habana”, y tal vez por la demora a la hora de entregarte estas líneas, peque de repetir lo que otros ya habrán dicho… a mi juicio es Fernando uno de los mejores directores de la isla, basta con seguir su obra para darse cuenta de ello; como olvidar “la vida es silbar” a pesar de que la vi hace más de 20 años o “la pared de las palabras”. Recientemente vi una entreviste con la actriz que interpreta a Yusisleidys e independientemente de las actuaciones convincentes y bien logradas de Julio y Patricio, esta muchacha dará mucho que hablar… por cierto hablando de Patricio y Luis Alberto, en este verano van a retrasmitir “Algo más que soñar” desconozco el horario y la frecuencia en que saldrá, pero supongo que averiguarlo no sea algo difícil…. Una vez más gracias Du… y que tus letras sigan recomendando y entregando essos trozos que llenan tu ser.

    • duda dice:

      Nunca está de más hablar de los méritos de una obra, aunque otros lo hayan dicho.
      concuerdo contigo en la opinión sobre la actuación de la chica, es impresionante, para la juventud que tiene.

      Y sí, ya sale “Algo más que soñar” a partir de esta semana, por uno de los educativos, recomendación de lujo para los jóvenes que no la vieron, he de abundar en que esta obra, bajo la dirección de Eduardo Moya, fue el trabajo de graduación del ISA de los ocho actores protagónicos, entre los que se cuentan dos de los preferidos de Fernando Pérez a la hora de filmar: Isabel Santos y Luis A García.
      Gracias eco, por el regreso siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *