post by duda | | 6

Desmontando el presente

Huyendo. Así es como surgió. De una noche de insomnios, húmedos en alcohol y fluidos internos, de los que turban la piel. La frialdad de las estrellas no hizo mella en la temperatura corporal. Conversar mucho y luego desnudarse sobre el mármol. De ahí al cielo.

Eso y una canción al fondo, en medio del silencio, de los pasos apresurados, de los jadeos tras las sombras de las escaleras. El cerebro hizo lo suyo, guardó una brecha por la que a veces, regresa.

Se regodea con canciones lentas, los restos de la flor roja en el libro aquel, de poesía latinoamericana, la luna y un piyama amarillo, herido por dentelladas. Tantos símbolos que se convierten en parte de un amor equivocado…culpable.

Luego el olvido hace su trabajo y va quedándose fuera de tu epidermis, o al menos eso crees, comes, duermes, ríes, consultas el horóscopo, disfrutas el aguacero, tienes sexo, discutes sobre globalización y precios. La vida duerme en ti.

Hasta ésa nota musical que descose los hilos invisibles de la herida olvidada. Y todo comienza de cero, como mariposas en verano.

6 Responses

  1. eco120 dice:

    Ayer fue un día agitado; verdaderamente agitado, tanto, que a pesar de que mis ojos tuvieron tiempo de transitar por estas líneas, no tuve tiempo de dejar comentario alguno… sabes lo que pienso de esa forma tan particular que tienes de escribir y no es únicamente por esta enorme amistad que me ata a ti… hay recuerdos que por instantes quedan presos en la desmemoria, y vuelven cuando menos lo esperas, al parecer, este es uno de esos instantes…. Gracias por regalarnos estos, tus trazos… mis besos para ti mi Du.

    • duda dice:

      Me gusta tenerte cerca, al alcance de mis ojos y mis dedos, maldita distancia que no nos permite sentarnos a reírnos del presente y compartir tristezas y nostalgias pasadas.
      Te quiero mucho eco.
      Gracias por tu cariño siempre

  2. sherezada dice:

    ¿Cómo haces para escribir tanto sobre entregas y que cada una sea diferente? Me encanta cuando escribes de estas cosas, de nuestra naturaleza más primaria, de la carne y sus libertades. Me gusta cuando tus escritos logran llevarme de la mano. Y luego cierras con las Pequeñas cosas de Serrat, bello, hermoso, nostálgico.
    Gracias Du, me ha gustado mucho.

    • duda dice:

      No sé Sher…debe ser que soy una mujer de muchos amores jijiji!!!

      Una historia de amor puede florecer en cualquier escenario, siempre nos conmueve, estoy segura que tú debes tener experiencias semejantes.

      Y cuando la memoria salta, por una canción que salpicó un encuentro como éste, es inevitable dejar de escribirlo.

      Otro beso, eres siempre tan zalamera con mis locuras!

  3. just K dice:

    http://hopememories.cubava.cu/
    “Este sitio ha sido archivado o suspendido”
    Huyendo, así fue como terminó, la imágen de una espalda que se desvaneció en el bullicio de una calle… Para luego escribir, el destino es de Dios.

    cinta roja
    sobre el cabello
    solo un abrazo

    la extraño Dú!

    • duda dice:

      Lo sé corazón…este post va de eso, de los amores que dejamos o que nos dejan, pero que precisamente por su fugacidad no llegan a hartarnos…y siempre nos duelen por su brevedad.
      Siento entristecerte….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *