Monthly Archives: junio 2017

Corazones universitarios

En estos días he regresado a las aulas, y me siento muy feliz, la Cujae se desborda de familias y tutores de trabajos de fin de carrera, de muchachas y muchachos regados por las áreas abiertas debatiendo una duda,estudiando en grupos, conversando.
No concibo cómo las personas detestan el paso por las distintas enseñanzas, considerando una pérdida de tiempo o un fastidio la necesidad de aprender y lo peor, cómo le trasmiten a sus hijos esta sensación, sé que en una gran medida se debe a la desvalorización en la calidad de los conocimientos que se imparten, lo cual trabaja en contra de la motivación del alumnado.
Cuba ha pasado por un proceso de regresión en esta materia. El deterioro de la economía personal por el período especial y las carencias, obligó a la mayoría de los maestros a migrar hacia formas de trabajo mejor remuneradas, había que alimentar a la familia y era (es) más rentable despachar en una cafetería particular que estar al frente de un aula. No hace muchos días, la madre de un compañero de escuela de mi hija me dijo en una tienda en la que coincidimos “ahora gano en siete días lo que en mi plaza de profesora universitaria devengaba en un mes”. Me hizo sentir muy mal. Los jóvenes y niños de mi país han caído en las manos de profesores improvisados, mal preparados, emergentes, porque no se acaba de dignificar el salario de los maestros, los maestros que son los constructores de la personalidad, de la vocación, de la vida futura.
Yo por ejemplo, amo la literatura porque tuve profesoras que me incentivaron a conocer el mundo maravilloso de las letras, como yo, hay físicos, deportistas, enfermeros y músicos que deben su profesión al amor de un maestro por su materia.

Resulta preocupante la calidad ética de los maestros que tienen en sus manos la educación de los adolescentes, las lagunas en el conocimiento de las asignaturas que imparten, la tendencia al facilismo de “pagar” un examen para no estudiar y aprobar, hacer la vista gorda en aspectos como estos nos están llevando a un futuro de profesionales mal preparados, desconocedores, inútiles.

Ojalá en los jóvenes que ahora reciben sus títulos de graduados universitarios haya muchos que realmente amen la profesión que eligieron, ojalá los padres comprendan la necesidad de regresar a largas horas sentados con los hijos para revisar tareas y conformar trabajos integradores y no depender solamente del repasador particular, la escuela es responsabilidad de dos partes: el maestro y la familia.

Se acaba un curso escolar, empecemos desde ahora a pensar en hacer del próximo algo mejor.

post by duda | | 6

Últimos días en la Habana

Se estrena por estos días en el circuito de cine, trae ya algunos premios nacionales y extranjeros, es una propuesta similar a muchas en el contexto actual de una Habana llena de descorchados y problemas, pero, viene de la mano de un maestro en el arte de hacernos vivir un guión: Fernando Pérez (Clandestinos, Suite Habana, El ojo del canario, La pared de las palabras)

La historia no tiene grandes intenciones, dos hombres que son un canto a la amistad, y no precisamente la calle habanera como muchos se mofan cuando alguien se siente ultrajado por la traición de un amigo, sino a la Amistad de verdad, uno enfermo de sida, el otro esperando una entrevista para irse a los Estados Unidos ¿El pasado de ambos o cómo llegaron a juntarse en el pequeño cuarto del solar? No, la maestría del director consigue que cada uno de nosotros se imagine un prólogo diferente para esta interrogante. Diego tiene sida y termina, en su condición de gay, abandonado por la familia luego de la muerte de su madre. Miguel ha vendido hasta la casa en espera de lograr su viaje, y cuida al amigo de la infancia, sin expresarle su cariño, pero esto no es necesario cuando se baña o se alimenta con ternura a un enfermo, cuando a pesar del cansancio se resiste el sueño para darle la medicación, el cariño está implícito, ésta es mi propia explicación de la convivencia de ambos, cada cual ha de tener la suya.

De nuevo la Habana pone al descubierto su rostro feo, sus gentes comunes, llenas de palabrotas y fuerza. ¿Por qué la Habana? Me dijo el otro día alguien, es simple, Fernando es de Guanabacoa, y nunca ha dejado de estar orgulloso de su marginalidad, sin embargo, es un director que ha logrado pulsar las emociones más diversas con sus filmes, siempre correctos, siempre controversiales.

Las actuaciones son excelentes, descubro a un Jorge Martínez nuevo, que convence desde el primer parlamento en su personaje del gay enfermo, Patricio Wood coquetea con la credibilidad, habría que ver cuánto de expresión le pidió su director para, efectivamente, conectarnos con su dolor interior casi al final del filme.

Una película para disfrutar, le decía a un amigo que los cubanos somos tan alegres, tan luchadores, que logramos reír en medio de las miserias mayores, aún con las carteras y el refrigerador vacíos somos capaces de esperar lo bueno que vendrá del futuro.

Otra vez, aplauso para Fernando.

post by duda | | 6

Desmontando el presente

Huyendo. Así es como surgió. De una noche de insomnios, húmedos en alcohol y fluidos internos, de los que turban la piel. La frialdad de las estrellas no hizo mella en la temperatura corporal. Conversar mucho y luego desnudarse sobre el mármol. De ahí al cielo.

Eso y una canción al fondo, en medio del silencio, de los pasos apresurados, de los jadeos tras las sombras de las escaleras. El cerebro hizo lo suyo, guardó una brecha por la que a veces, regresa.

Se regodea con canciones lentas, los restos de la flor roja en el libro aquel, de poesía latinoamericana, la luna y un piyama amarillo, herido por dentelladas. Tantos símbolos que se convierten en parte de un amor equivocado…culpable.

Luego el olvido hace su trabajo y va quedándose fuera de tu epidermis, o al menos eso crees, comes, duermes, ríes, consultas el horóscopo, disfrutas el aguacero, tienes sexo, discutes sobre globalización y precios. La vida duerme en ti.

Hasta ésa nota musical que descose los hilos invisibles de la herida olvidada. Y todo comienza de cero, como mariposas en verano.

post by duda | | 2

Ramón, el guateque!!!

Ramón Veloz canta como nadie “El amor de mi bohío”, era pequeña cuando aparecía todos los domingos en mi pantalla blanquinegro, todavía veo Palmas y Cañas, un homenaje silencioso a mis abuelos, que no eran del interior, como solían decirle los habaneros a las personas de otras provincias, pero adoraban el programa.

Le conocí, estamos medio emparentados, guardo en el recuerdo, como un tesoro, una tarde de descarga guajira en el patio de unas primas, Ramón, Coralia, mi tía Mirtha y otros cantantes desconocidos, la improvisación, la tradición, todo en medio de una potente comida criolla, se quedaron en mi memoria para el resto de la vida.

Ramón conservó hasta el final su sencillez, creó una familia bella, que le ama. Su gallardía varonil enamoraba a la más pinta, su rostro sonriente y su amor por la cubanía le ganaron un puesto en la historia musical del país.

La música campesina es cuestión de pocos en Cuba, no tiene renovaciones importantes, durante el “boom” Albita Rodriguez apareció una esperanza de cambio para hacer renacer el género, pero no fue posible, cuando no hay creaciones que insuflen aires diferentes se cae en la rutina y de ahí al olvido. El repentismo ha tenido mejor suerte, no así la guajira tradicional.

Ni siquiera con las últimas inyecciones de los Sonando y Bailando se le dio espacio al género.

Les propongo una joyita de archivo, para el calor de junio:

post by duda | | 4

El planeta imaginario

Más reciente producción discográfica de La Oreja de Van Gogh , un disco delicioso, como nos tienen acostumbrados. El grupo apuesta por sonoridades que mezclan instrumentos de cuerda con timbres electrónicos.

Los donostierras han sentado cátedra en la música española, son imitados por muchas bandas que conviven en su espacio con mayor o menor éxito, pero a pesar de esto, siguen teniendo fans que los reconocen al primer susurro de la voz de Leire, vocalista líder.

EPI (como ha dado en llamarse al disco) aparece luego de algún tiempo de silencio, para hacerse una vez más del gusto popular, por la versatilidad de los temas, y porque además logran despertarte emociones aun cuando no atesoras a tu cuidado una persona con Alzheimer(Estoy contigo) tienes hijos a los que no sobrevivirás (Mi Pequeño Gran Valiente) o las soledades de un artista mediático (Esa Chica). Hay escenarios de variado amor, que contagian.

Para los que les escuchen por primera vez La Oreja de Van Gogh (LOVG) es una formación musical creada en 1996, en aquel momento su voz líder era Amaia Montero, la cual abandonó el grupo en 2007 y fue sustituida por Leire Martínez (su debut en el disco “A las cinco en el Astoria”). A pesar de ser etiquetados como banda pop-rock, se han movido en otros estilos musicales.

De todos sus discos, mi preferido es “Dile al sol” (1998) pero no puedo negar que éste, del cual les hablo, me ha enamorado desde el paseo inicial por sus temas.

Acá les dejo una propuesta, disfruten!

post by duda | | 10

Un paseo por la ceguera

Saramago me hizo compañía en un momento oscuro de mi vida, había perdido la alegría y los deseos de vivir, padecía una depresión peligrosa producto de relaciones humanas fallidas. Un día en que revisaba las Novedades literarias a la venta en la Moderna Poesía, tropecé con un título suyo, que me ayudó mucho a transitar el final de mis tristezas y llegar a puerto de tranquilidad:

Ensayo sobre la ceguera:
De pronto el primer ciego nota su estrenada discapacidad y comienza a perderse en un mundo nuevo, no hay explicación para su mal y lo peor, a diario aparecen nuevos casos de personas incorporadas a esta condición de “ceguera blanca” así catalogada pues sus dolientes refieren ver un manto lechoso. El autor dibuja una realidad asfixiante y sobrecogedora, que desde la primera página te aplasta. Tu reacción es leer desde afuera, sin comprometerte con un mundo que no existe…sin lograrlo.

Ausencia de delimitaciones gramaticales como párrafos y oraciones independientes, diálogos corridos dentro de una página que te obligan a concentrarte totalmente en el libro si quieres comprender a qué personaje tienes delante. Personas sin nombre propio que tienes que reconocer por una característica: la mujer del médico, el viejo de la venda negra, la chica de las gafas oscuras, etc. Un mundo marcado por la necesidad de sobrevivir a cualquier costo, donde prolifera el salvajismo, sin el más mínimo respeto a los valores que, quizás por ser ciegos, desaparecen totalmente.

He leído otros libros luego de éste (Las intermitencias de la muerte, El Evangelio según Jesucristo) pero no han dejado en mi espíritu la misma huella. Es rotundamente verídica la sensación de terror que te trasmite la posibilidad de una realidad distópica como la que propone el autor.

Los ciegos de Saramago nos muestran cuán miserables podemos ser, a cuánto estaríamos dispuestos por mantenernos vivos, aún privados de cualquier comodidad, ser bestias sin raciocinio que sólo actúan por instinto. Su lectura nos hace plantearnos el análisis de las realidades que nos tocan, la ceguera se traduce en noticias terribles sobre ataques guerreristas o terrorismo en escuelas, uso de gases en poblaciones civiles, fraudes, discriminación y asesinatos a mansalva, el mal que venden las televisoras y que consumimos sin dolor mientras no nos toca la puerta.

Les propongo su lectura a conciencia, les hará valorar pequeños detalles que suelen pasar inadvertidos en nuestra vida cotidiana.