post by duda | | 15

Seductoramente Mayo

Revisaba la web en busca de imágenes para un escrito y tropecé con la pintura de Nelson Pineda, me he quedado impactada con su arte, desgraciadamente debido a la censura de este espacio, no puedo ofrecerles las mejores muestras de su arte, pero invito a los que tengan acceso a internet a buscarlo, la visualidad surrealista de su erotismo es mística.

Mi entrada hoy va de eso, erotismo, su tratamiento social. Mayo es un mes que se presta para hacer loas del tema.

Casi todos los pintores y artistas en general recrean el cuerpo femenino en lienzos, dibujos y fotografías, detallan sus dotes, y no es incierto que una mujer desnuda es un regalo a los ojos, sus curvas delicadas arrancan un suspiro de admiración, despiertan demonios. No ocurre lo mismo con la imagen masculina, la cual siempre se utiliza como complemento sexual de la modelo, o en su poderío fálico, el hombre instrumento de emitir placer, la mujer, para recibirlo. Es un mito que sobrevive por siglos.

No se logra deslindar erotismo de pornografía, por más que las diferencias entre ambos son claramente reconocibles, es lo mismo que una bailarina de tubo y una stripper, el tubo las une pero el resultado las separa. Así podemos atrevernos a decir que el erotismo lleva al placer pero no por el mismo camino de la pornografía, en ambos el punto máximo es provocar el disfrute, aunque utilicen herramientas diferentes.

Más que ofrecer el erotismo propone, es; si se quiere, un juego donde determinada imagen atrapa a tus sentidos, coquetea con ellos, funciona como un detonador, ver una imagen seductora que trasmite un juego sexual (sin plasmarlo literalmente) te hace imaginarlo a tu antojo. Te provoca

Hace unos años atrás ayudaba a un amigo psicólogo en su consulta de disfunción sexual y un juego utilizado para medir la capacidad de respuesta erótica de las parejas consistía en preguntarles por separado qué harían con un mango maduro.

Los temas sexuales en nuestro país continúan enfrentándose a una férrea censura, a la incomprensión y el encasillamiento en términos de desvalorización, no se logra comprender que erotizar a través de la vista no ofende ni mancilla, la mojigatería y la falsa moral no dejan apreciar la sensualidad que el buen arte puede ofrecer (sin llegar a imágenes fuertemente sexuales) a través de pintores o fotógrafos.

Mayo es para mí el mes erótico del año, el de la Fertilidad, arranca el primero con la fiesta de Beltane y atesora el día de las Madres, ¿qué mayor prueba de su erotismo que homenajear al fruto del amor en la forma del nacimiento? De su mano la primavera madura y crecen los apetitos y el instinto.

Déjense atrapar por su gracia, y eroticen sus sentidos.

15 Responses

  1. sherezada dice:

    El ser humano es complejo, y en su complejidad se empeña en rechazar aun lo que le atrae. Todos llevamos en nuestro interior cierta demanda por por lo érotico, unos en más medida que otros, pero todos portamos la semillita de la inclinación hacia la manifestación erótica de nuestros semejantes. Yo en lo particular soy admiradora y defensora del erotismo, tanto en las artes como en la vida sexual. En las artes, más allá de despertar o no nuestros instintos me parece hermoso, la sutileza de lo bello de nuestros cuerpos, la sugerencia silenciosa, la libertad de mostrar lo que normalmente se esconde. En el sexo, es la sal y el color, el sexo sin erotismo es para mi sexo en blanco y negro,y sexo sin sabor. No vale igual, no place igual.
    No me atrapa mayo como a ti, tengo mis contradicciones, pero en éste como en agosto o diciembre apuesto por la libertad de erotizar los sentidos siempre, de ser libres en la desnudez que nos recibe cuando venimos al mundo, de ser honestos en la demanda que todos llevamos dentro, ese tirón que nos mueve a buscar en el sexo opuesto (o el que nos atrae) el ardor de la piel a través de los ojos.
    Tu como siempre Du, intensa y desprejuiciada. Buena entrada.

    • duda dice:

      Las gracias primero, ya echaba de menos tus comentarios extensos, que calzan la entrada y la enriquecen.

      Conozco demasiadas personas a las que le da verguenza admirar una pintura erótica o leerse un libro de este corte. Lo peor, no conversan de erotismo y sexualidad con sus hijos porque lo consideran tabú,sin tener en cuenta que desarrollar la capacidad erótica, tanto visualmente como explorando tu propio cuerpo, hace que te conozcas mejor y aprendas a reaccionar cuando llegas a la vida sexual.
      Siempre digo, cuando se trata de temas relacionados con el sexo, que éste es mágico y liberador, pero no puedo dejar de mencionar ahora que es además fisiológico, abrirse a experiencias carnales con una mente poblada de belleza y plena te hace disfrutar el doble de tu vida de pareja.
      He aprendido Sher, que los prejuicios sólo frenan la capacidad de exploración y aprendizaje.
      Un besote!

  2. Marvely dice:

    Hermosa Propuesta.
    Los términos siempre se relacionan (erotismo y pornografía) aunque ambos distan mucho de su concepto original o fin real que cada quien le desee dar, lo cierto es que las imágenes donde se proyectan este tipo de arte invitan a la pasión, a la sensualidad, al deseo y atraen sobremanera.
    El erotismo es un arte, que no todos pueden hacer uso de ello, no todos pueden o tienen la picardía de encantar o atraer con una mirada, con un gesto, con los ojos, hasta con la palabra. No todos tienen la astucia de con el olfato erizar epidermis y con ellos provocar el éxtasis
    Saludos Du… Hasta ahora se mantiene el viaje …

    • duda dice:

      Me alegra siempre darte la bienvenida aquí!

      El tema del erotismo tiene para conversar largo, hay tantas formas de manifestarlo o percibirlo, como dices, hay personas que son tan endiabladamente eróticas que invitan a desearlas sólo de verlas.
      Me gusta transitar el tema y no sólo desde la óptica visual, una conversación previa a un encuentro amoroso, con alguien que te atrae puede pintarte el cerebro de un erotismo feroz, un mensaje, un roce.

      me alegra saber que se mantiene el viaje, me tienes al tanto! Besitos!

  3. Helly Raven dice:

    A ti te encanta escribir sobre el erotismo, igual que a mí me encanta escribir cosas “políticamente incorrectas” 🙂 y la verdad es que tienes un don para esto momy…
    Kuss!!

    • duda dice:

      Mi niña, que te pierdes y te extraño!

      Jiji, sé que te gustan mis entrdas, así, coloridas…

      Si te queda cuota de fb llega a mi muro, para que veas las fotos de ayer, en el chévere!

      Un beso!

    • duda dice:

      Mi niña, que te pierdes y te extraño!

      Jiji, sé que te gustan mis entradas, así, coloridas…

      Si te queda cuota de fb llega a mi muro, para que veas las fotos de ayer, en el chévere!

      Un beso!

  4. allenblack dice:

    interesante tu entrada,hay un punto que me gustaria tocar y es la imposibilidad de la mayoria para definir el erotismo y la pornografia,muchos no entienden las diferencias y lo censuran igual,hay que buscar la manera d que todos entiendan las diferencias para luego hablarles de eso

    • duda dice:

      Ese es el principal problema, como los hacen coincidir, todo es censurado, cuando hay una gran diferencia entre erotismo y pornografía. El primero recrea la belleza, el segundo la animaliza, y conste que no estoy en contra de ninguna práctica sexual, siempre que sea consensuada,pero al hacerlas coincidir todo lo que significa desnudos u otras manifestaciones eróticas cae en el mismo saco de la censura total.
      Gracias allen, un beso!

  5. allenblack dice:

    Si,muchos no saben que una sonrisa provocativa de una mujer, una pose incitante,una mirada,un guiño,esas cosas sencillas son parte del erotismo.muchos desnudos son sencillamentes eroticos pero la incultura y el estigmatismo social los tachan de pornograficos y los censuran sin saber que están censurando un arte tan antiguo como la humanidad.

    • duda dice:

      Ajá.
      Ese es el dilema de la censura, como casi todos los que están en posición de censor tampoco quieren ser censurados, lo vetan todo. Y ya.
      Más saludos!

  6. Huxley dice:

    Knockin’ on Heaven’s Door.

    1

    He visto morir al agobiante mayo, a solas.

    A solas,

    con mi caballo alado,

    mis cuatro niñas

    mis plateadas balas perdidas.

    A solas todo se tuerce en suave silencio.

    Al contacto de tu piel en las noches blancas.

    Sudor entre los surcos de la luna.

    Polvo de estrellas y briznas de hierbas.

    Qué puedo hacer con las dudas del mañana.

    Si solo soy un hombre de Rock ‘n’ Roll.

    Que se escuda en tus ojos verdes

    como si fueran notas cristalinas

    de suaves adagios y

    movimientos marinos.

    Trozos de nuestra ancestral memoria.

    Qué puedo hacer si solo soy aquel chico

    de nuestras ciudades en ruinas.

    Esperando en oculto silencio

    por los círculos de tus besos obscenos.

  7. Vivian dice:

    Querida Dudj, que podre incrementar en tu blog, de un tema que es tan socorrido entre nosotras!!!. Primero que me encantaron las imágenes del señor que mencionas, es una pena que no pueda buscar más sobre él. El erotismo es un tema muy controversial como dejas ver, es juzgado severamente muchas veces y se tiende a censurar palabras clásicas que por supuesto no voy a escribir. Suelo llevarlo a mis escritos porque forma parte del componente humano, aun cuando no lo tengamos claro o no sepamos que lo estamos haciendo. La mujer que se embellece para su hombre, que se desnuda lentamente para él, los juegos preliminares del sexo, las caricias es todo un homenaje a la palabra, al acto. Puede resultar tan erótico un simple roce como una frenética posesión. Y las mujeres hemos sido privilegiadas bien dicho por ti, además la ternura es inherente al erotismo, es la magia de su unión, el deseo materializado. Y no siempre tiene que ser bello. Has leído la noche de los feos, de Bennedetti?…hago uso de tu espacio y te-les regalo su final:

    “No sólo apagué la luz sino que además corrí la doble cortina. A mi lado ella respiraba. Y no era una respiración afanosa. No quiso que la ayudara a desvestirse.

    Yo no veía nada, nada. Pero igual pude darme cuenta que ahora estaba inmóvil, a la espera. Estiré cautelosamente una mano, hasta hallar su pecho. Mi tacto me transmitió una versión estimulante, poderosa. Así vi su vientre, su sexo. Sus manos también me vieron, en ese instante comprendí que debía arrancarme ( y arrancarla) de aquella mentira que yo mismo había fabricado. O intentado fabricar. Fue como un relámpago. No éramos eso. No éramos eso.

    Tuve que recurrir a todas mis reservas de coraje, pero lo hice. Mi mano ascendió lentamente hasta su rostro, encontró el surco de horror, y empezó una lenta, convincente y convencida caricia. En realidad mis dedos ( al principio un poco temblorosos, luego progresivamente serenos) pasaron muchas veces sobre sus lágrimas.

    Entonces, cuando yo menos lo esperaba, su mano también llegó a mi cara, y pasó y repasó el costurón y el pellejo liso, esa isla sin barba de mi marca siniestra.

    Lloramos hasta el alba. Desgraciados , felices. Luego me levanté y descorrí la cortina doble.”

    • duda dice:

      Este comentario es como un afrodisíaco para los ojos y el espíritu.

      Gracias Vivi…no tengo qué decir luego de esta noche de los feos…sería mancillar la impresión que produce.

      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *