Las mareas de Alfonsina

“ Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera,
una constelación, la que te guste,
todas son buenas; bájala un poquito.”

Dentro del panorama poético de la primera mitad del siglo XX descolla una mujer que impresiona, sus letras, primero románticas, luego abstractas, en equilibrio perfecto, cosa rara en el alma de un poeta atormentado.

Alfonsina Storni es una poetisa misteriosa, asomarse a su obra te atrae a un campo de rosas y espinas, no obstante, aceptas el reto porque tiene un imán que te emociona, que endulza y destroza.

“Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?”

Participa de ése panteón de hadas que incluye a estas mujeres dueñas de un poderoso caudal creativo, pero que tuvieron la desdicha de vivir un mundo de hombres, aún así, y con la colaboración de poetas como Amado Nervo y Rubén Darío, logra abrirse paso en los círculos intelectuales de la época y ser reconocida.

La crítica divide la obra de Alfonsina en dos etapas, una romántica y otra donde predomina el intelecto sobre las emociones, hay un término que me gusta mucho, utilizado para calificarla, “viajera de sí misma” , resume su constante búsqueda, su insatisfacción con el mundo, el medio y las condiciones sociales que le tocaron vivir.

“Alma que siempre disconforme de ella,
Como los vientos vaga, corre y gira;
Alma que sangra y sin cesar delira
Por ser el buque en marcha de la estrella.”


Alfonsina al descubrir que padece de cáncer, y asustada ante operaciones y tratamientos opta por el suicidio. Una imagen triste nos la trae internándose en el mar, despacio, dejando atrás el mundo absurdo que le castiga con una enfermedad brutal, sin embargo, análisis forenses posteriores casi confirman que se arrojó desde una escollera, en una madrugada playera.

Su poema “Voy a dormir” del cual les pego un fragmento al inicio, fue utilizado años más tarde como base para una canción homenajeándola: “Alfonsina y el mar”, de la cual he podido contar más de 50 versiones, entre las que se escucha una de nuestra Maureen Iznaga, muy bella y otra por Mercedes Sosa, quien la dio a conocer por vez primera y es la que más me gusta. Por su tamaño no se las puedo regalar, les pongo otra en voz de Sandra.

Una mujer cierra los párpados de coral, se duerme en este mundo y pasa a ser un pliegue de la luna llena, se difumina, entre el viento y la sal, siempre vuelve, cabalgando sus versos, cuando en un poema la recordamos.

18 Responses

  1. Pilgrim dice:

    … bajame la lampara un poco mas , dejame que duerma nodriza en paz, y si llama el , no le digas que estoy dile que alfonsina no vuelve , y si llama el no le digas nunca que estoy , di que me he ido…

    hola, muy lindo el post, mas si lo leo escuchando Alfonsina y el Mar.gracias por escribir sobre ella.

  2. Pilgrim dice:

    (que la version que me gusta mas es la de Silvia Perez Cruz)

  3. bb dice:

    cuando pienso en Alfonsina no puedo evitar pensar en mi mama que le gusta tanto su poesía y que desde pequeña me cantaba Alfonsina y el mar, recuerdo vagamente preguntarle con la inocencia que caracteriza a los niños: Mami, y por que Alfonsina se metió en el mar??? saludos. siempre visito este blog.gracias a duda por ofecer estos pedacitos.

    • duda dice:

      Creo que la canción “Alfonsina y el mar” nos ha enamorado a todos durante generaciones, la idea de la entrada me la sugirió eco120, un gran amigo, en la entrada de Polito Ibáñez, cuando habló de su versión, que es muy buena, pero muy grande para subir aquí.

      Por cierto, aprovecho para hacer el comercial del blog de eco…:

      eco120.cubava.cu

      Hay poesía buena y digna de leerse allá.

      Gracias bb…veo que estás haciéndote habitual…qué bueno!

  4. Peregrina dice:

    Hola
    había conocido algunos poemas de Alfonsina, otros musicalizados, y siempre me había quedado con la sed de conocer más de su vida y su obra, siempre me ha cautivado la intensidad emotiva de sus versos, su poesía original, feminista, creo que fue y es una de las mujeres poetas mas importantes de Latinoamérica.
    gracias por la manera genial en que comentas su poesía que seduce aún más, y de haber de alguna manera despertado en mi el gusto por la poesía, adormecido, aletargado por lo que llamamos la vida cotidiana
    gracias duda, por regalarnos tanta magia

    • duda dice:

      A tí Peregrina, por regresar siempre y leer mis entradas.

      Alfonsina es, junto a Dulce M.Loynaz, de mis poetisas predilectas, las admiro mucho, y quise regalarle a mis lectores la posibilidad de incluirlas en sus mundos literarios.

      Gracias de nuevo…

  5. eco120 dice:

    Me veo en este instante, mientras recorro con la vista tus líneas y mis oídos se sumergen en el mar, ese mar oscuro que una voz pausada y triste me describe, sentado en las piernas de mi padre y las voces se entrecruzan y es mi viejo el que ahora desentona y canta.
    Te confieso que he leído poco a Alfonsina, dos poemas de ella en mi biblioteca digital son testigo de ello, pero comparto tu opinión cuando dices que es una poetisa misteriosa… has alimentado al bichito que ya ansiaba conocerla…
    Nunca faltes a mis ojos con tu ingravidez… que me devuelves a los sitios que acuno en mis nostalgias…

    • duda dice:

      Nunca faltes tú, en mi vida virtual, en mis desvelos poéticos, en ser mi cómplice de versos y amistad sincera…

      gracias eco…gracias mil…

  6. Helly Raven dice:

    Precioso post Dudu, aunque no es mi fuerte me encantó leerlo y me trajo a la mente una pregunta…no serás tú, la próxima Alfonsina? estoy segura de que tu poesía puede alcanzarla sin dificultades (y que conste que no es ñoñería ni amor ciego)

    Kuss

    • duda dice:

      Tienes cada cosas!!!! Si es tu amor, el que me eleva a alturas que ya quisiera yo!!!!

      Me gusta que hayas vuelto a esta casita que es tan tuya, porque ya extrañaba leerte aquí (aunque te leo en muchos otros sitios!)
      Las madres amamos a los hijos que siempre regresan al lugar donde son tan queridos.

      Gracias mi hijita preciosa!!!!!

  7. sherezada dice:

    Yo su obra no la conozco, sabes como es, y por los versos que he leído aquí no puedo asegurar que me atrape si la leo, pero ya por ser una mujer que se supo imponer en aquel mundo de limitaciones para las féminas, que supo decir de sus sentimientos y hacer valer su creatividad es digna de admirar.
    La canción sí la conocía, por Maureen, y por mi madre que la ha entonado a veces. Esta versión que pones me gustó, Du, una voz muy bonita y dulce ¿Quién es Sandra?

    • duda dice:

      Sandra Mihanovich es una cantante y actriz argentina. Es la hija de Mónica Cahen D’Anvers. Hereda de su abuelo paterno, un reconocido ingeniero civil, pintor y músico, la pasión por la música de jazz, dentro de las versiones posibles era la única con un tamaño aceptado por Reflejos, lástima, porque quería que escucharan a Mercedes sosa, si puedes búscala, en su voz la canción es un clásico.

      Gracias Shere, sé que la poesía y tú no han caminado mucho trecho juntas, pero tengo fe en que entre eco y yo, te llevemos por más caminos poéticos.

      Un beso!

  8. La_Androide dice:

    …me gusta mucho la poesía de Alfonsina…no conocía muchos detalles de su vida tormentosa que tu entrada me hizo consultar…su trágico fin…citaste un fragmento del poema que más me gusta de ella…La caricia perdida…

    Se me va de los dedos la caricia sin causa,
    se me va de los dedos… En el viento, al pasar,
    la caricia que vaga sin destino ni objeto,
    la caricia perdida ¿quién la recogerá?

    Pude amar esta noche con piedad infinita,
    pude amar al primero que acertara a llegar.
    Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
    La caricia perdida, rodará… rodará…

    Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
    si estremece las ramas un dulce suspirar,
    si te oprime los dedos una mano pequeña
    que te toma y te deja, que te logra y se va.

    Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
    si es el aire quien teje la ilusión de besar,
    oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
    en el viento fundida, ¿me reconocerás?

    …asomarse a su obra te atrae a un campo de rosas y espinas, no obstante, aceptas el reto porque tiene un imán que te emociona, que endulza y destroza…eres sublime

    • duda dice:

      Gracias por la visita, me alegra que estás siempre entre los lectores de mis propuestas poéticas. Este poema efectivamente, es también uno de mis preferidos,aunque de una etapa en la que Alfonsina aún confiaba en la candidez del amor, en la posibilidad de la felicidad.
      Es muy llamativa su etapa abstracta, ésa en la que le brinda mayor cabida a las desilusiones, o al análisis, desde los versos, del entorno que le tocó vivir.

      Gracias de nuevo amiga.

  9. La_Androide dice:

    este poema supongo que sea de una etapa más triste de su vida…cuanta desesperanza y dolor hay en estos versos…

    Con el paso lento, y los ojos fríos
    y la boca muda, dejarme llevar;
    ver cómo se rompen las olas azules
    contra los granitos y no parpadear;
    ver cómo las aves rapaces se comen
    los peces pequeños y no despertar;
    pensar que pudieran las frágiles barcas
    hundirse en las aguas y no suspirar;
    ver que se adelanta, la garganta al aire,
    el hombre más bello, no desear amar…

    Perder la mirada, distraídamente,
    perderla y que nunca la vuelva a encontrar:
    y, figura erguida, entre cielo y playa,
    sentirme el olvido perenne del mar.

    o estos …

    Mar, yo soñaba ser como tú eres,
    Allá en las tardes que la vida mía
    Bajo las horas cálidas se abría…
    Ah, yo soñaba ser como tú eres.
    Mírame aquí, pequeña, miserable,
    Todo dolor me vence, todo sueño;
    Mar, dame, dame el inefable empeño
    De tornarme soberbia, inalcanzable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *