Detenida en ti

Te regalo
historias prohibidas que engañan
a la tristeza y al cansancio
sombras de poemas torpes
escritos a medias y cantados las más
en los espirales de un suspiro trunco
que solloza

Caminos hacia la alegría de un dia
de semana, gris, rutinario
que catapulta los deseos hacia la esperanza
tiñe de luz algún punto
que permanecía vacío

sueños
en las venas abiertas de un desliz
en la manía que tenemos de esperar milagros
mirándonos sobre el mar que acerca el sur

15319108_365209550522459_5709311421079572952_n

4 Responses

  1. Helly Raven dice:

    Hermoso, como siempre, aunque noto un peso diferente en este poema…nuevos problemas o tristezas que regresan? tal vez me equivoco…
    Kuss

  2. cryptonita dice:

    Me gustó mucho, veo nostalgia y esperanza….desesperanza y añoranza….tantas cosas Du…pareciera que cierras una puerta mientras esperas que se abra otra y mientras esto pasa hay sentimientos que se contraponen….ojalá llegue pronto ese rayito de luz

    • duda dice:

      Si te detienes a leer mi poesía, salvo en las ocasiones en que está dedicada a mis hijos y a mi compañero en la vida, casi siempre las catarsis son para una persona en especial, es un gran amigo, un hombre que admiro y del cual amo su espiritu, sus letras, su constancia más allá de la vida física que nunca nos tocará compartir, es ése poeta de ojos claros y palabra certera que espero conocer antes de mi muerte, un hombre que sacó de mí la poesía con algunas mañas, con algunos versos, con muchas tardes en que se quedó la vida prendida de un alma común.
      No hay puertas entre nosotros, al menos no las hay cerradas, siempre abiertas, enormes, llenas de luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *