Monthly Archives: Septiembre 2016

Solo de violín

A Alianna, mi hija virtual

violin1

Ella y el violín conspiran, tarde anida un cuervo
y en los pastos de dolor ajeno picotea y relucen
tras su débil paso
esperanzas

Agrestes trazos hacen saltar las notas
ella lo intuye
aún así acaricia las alas negras
del ave

Aún así desata acordes brunos
viste al pájaro fiel con la música de la incertidumbre
luego,
meciéndole en mares de insomnio
le libera

Trofeos de caza

“Tenías razón. No eran mudos los peces y las saetas que me hablaban eran cristales, rompiéndose. Pero ya no estás para acurrucarme cuando la lluvia ensombrece las tardes y me pierdo en los caminos, sin hallar el que me traerá a casa.
Por las noches empeora, recuerdo tus manos finas, alargadas, jugando con la llamita tenue de la vela, ésa única luz en medio de tanta soledad, le daba matices de estrellas a tus ojos y tu sonrisa. Ahora grazna un búho, mientras me observa, en el desesperante intento por aflojar la cadena que me ata las muñecas.

También recuerdo el momento en que te capturó, venías cansado y ojeroso, te dejó tirado junto a mí, lleno de barro y sangre. Con la lengua limpié tu rostro, hasta dejarlo reluciente, me pareciste bello aún en tu palidez cadavérica, a mí me alimentaba porque servía para satisfacer sus instintos, a ti, sólo te quería para un tributo al fantasma, daba igual que estuvieras muerto o vivo, se extrañaba cada noche, al hallarte aun respirando, nunca supo que yo masticaba y ponía en tu boca la comida, directo de la mía, el agua, el aire.

Aprendiste a fingir la muerte próxima, para quedarte un poco más. Eso nos permitió cuchichear, reírnos y besarnos, mucho, apasionados como humanos que se aman…¿Se aman los humanos?…

Pero llegó la última luna y vino por ti. De mis ojos cayó como nunca la lluvia, no la que viene del techo, ésa otra, que traduce la tristeza. Lejanos me llegaron tus alaridos de horror, mientras eras despedazado.
Hoy siento que la cordura se va alejando, ya no me hablan las púas de la cerca, ni se burlan las hormigas, por eso me preparo…”

La sombra se acerca al cuerpo tirado en el rincón del cuartucho, palpa sus piernas y pone en el suelo, cerca de sus manos, un cántaro con agua. Justo antes de que ella le salte encima, directo a la garganta.

Gente como uno

“cuando se cierra la puerta hacia un sueño, otra necesariamente se entreabre…”

Michel tiene 25 años, soñaba con tocar en un grupo de rock, pero vivir tan lejos de todo le impedía llegar a tiempo a los ensayos, y tampoco tenía dinero para comprarse una guitarra eléctrica y practicar en casa. Ahora vende en la tarima del mercado, mientras escucha a Mercury.

Alina estudió Relaciones Internacionales, soñaba con aportar sus criterios y su inteligencia a la diplomacia de su país, entender las discusiones sobre política y ser parte de decisiones que beneficiaran a pueblos. Tiene 43 años y vive en Inglaterra, prepara la comida de sus hijos y quita el polvo de la alfombra. Asesora a su esposo, que es empleado de una embajada.

Sissi quería ser modelo, se presentó a varios castings pero nunca tuvo suerte de que se fijaran demasiado en ella, no tenía la talla adecuada. A los 30 explotó una cocina de gas cerca de su cuerpo y las quemaduras le dejaron marcas graves en los brazos y el abdomen. Es modista de las chicas de un grupo de baile en su pueblo.

Jesús tiene 58 años y arregla teléfonos celulares, no pudo terminar la carrera de ingeniero electrónico, es homosexual y le hacían la vida difícil, entre él y Pancho, su pareja, cuidan de su madre, postrada por una enfermedad terminal.

Denise es corista de un conjunto poco conocido, y lo hace bien, espera a diario por una mejor oportunidad…

Paleta de colores

A Lisset,

Míralo así:

Una mañana amaneces sumida en la tristeza, y tus tonos verdes, los que te anuncian como emisaria de la esperanza palidecen. Es en ese momento que te toca mezclar algunos rojos, y como guerrera valiente torcer hacia el oeste, sin mirar atrás.
No siempre basta con las ganas a la hora de edificar un sueño, de aterrizarlo. Es necesario también constancia, valentía, tesón.
No siempre aquello que nos ilusiona, o que nos muestra una imagen de futuro es una realidad, en ocasiones es un espejismo, y nos aferramos a él, hasta que se desvanece en la oscuridad. Pero ni la mayor derrota puede estrangularte los deseos de ser feliz, de reir y de volver a buscarte la dicha en el rincón más inesperado.

En el camino del amor hay obstáculos que no nos dejan pasar: la distancia, el carácter, las ataduras antiguas, el miedo, juntos conforman un muro alto, una barrera emocional tan fuerte, que a veces lapida ése naciente y bello romance que nos ha deslumbrado, nos toca aceptarlo o aprender a convivir con el silencio y la no presencia.

La sabiduría de los años puede ser aliciente para una tormenta, pero el mayor esfuerzo en la tarea titánica de olvidar, está en ti, en tu capacidad de reinventarte y volver a esperar, otro sueño, otra leyenda, otro atisbo de futuro posible.

No desistas, no te rindas, no encierres lo que pudo ser en un frasco de veneno y odios, asúmelo como una experiencia que te hizo bien, y que ahora es sólo, algunas letras guardadas, una voz que no volverás a escuchar.

Desaloja el desdén y amanece intensamente verde. Te esperan nuevas batallas a favor del amor.

verdessss

sirenas

Gracias al blog Casa de Poesía por la imagen utilizada

desnuda554

Hunden la voz en el cénit
embravecidas olas calman
su apetito de seres

Chorrea la lujuria
entre mareas nocturnas
navegantes infames y crédulos
entran a su reino voraz
desconocen el deseo oculto tras sus escamas de luz

Carlos, llévame en tu bicicleta

Esta entrada es para Camila, mi hija

Circula en radios, autos y tv´s el nuevo número y el video clip de Carlos Vives y Shakira: “La Bicicleta”, una refrescante estampa barranquillera, que combina con la pegajosa música del tema interpretado por los colombianos, que tienen dos nominaciones al Grammy latino.

shak

Sin hacer rebuscados análisis musicales, la canción se te pega, inunda de frescura este interminable verano y ofrece, en su versión clip escenas de las costas colombianas, de su gente, de sus bailes. No pretendo mucho con la entrada, sólo, moverlos a pasear en bici con mi hija, que tararea alegre y sana: “a tu manera, es complicado, en una bici que te lleva a todos lados…”

shak2

-espumas-

Allí el mundo se deshace
pero yo vestida de humedades te acuno
las pisadas desaparecen tras el salitre
queda la huella, del nombre
escrito por mí
en el viento de tus manos

Hipocampo débil, moribundo de ansiedades
entra en mi boca sonrosada y revive
roza mi cintura
tu piel de mar calma mi aspereza
duerme en mi retina el canto de los tritones

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Este es el título del libro que le sirve de base argumental a una película de Ridley Scott: “Blade Runner” , considerada ya, a 36 años de su estreno un clásico del género de ciencia ficción, en su momento revolucionó la taquilla mundial, con efectos y escenas que se adelantaban a la línea argumental que generalmente se cinematografiaba en ésa época.

philip

Philip K. Dick (1928-1982) es el autor de la novela, publicada en 1968, pero también es el creador de un relato corto: “El informe de la Minoría” que sirve de base a la trama de otro clásico: “Minority Report (2002) ahora de la mano de otro “monstruo” del celuloide: Steven Spielberg.
Para hablar de la CF en el cine hay que hacer referencia al trabajo de estos dos directores, amén de la incursión en otros temas, ambos han trabajado más de una vez esta línea en la cual se recrea la visión del futuro que tanto atormenta a los humanos, pero no desde el supuesto encuentro intergaláctico entre especies, sino de cómo sería el futuro humano, plagado de adelantos y robotización.

blade1

En el caso de Blade Runner, estamos en presencia de una futura sociedad distópica, donde el desarrollo tecnológico ha destruido la verdadera humanidad en las personas, a tantos años de su estreno, el filme ha sido catalogado como un clásico, en algunos círculos se le analiza como una rara pieza filosófica dentro del cine y sus frases se han hecho célebres en boca de miles de fans, hay un momento especial, al final de la misma, cuando el replicante Roy Batty le dice a Deckar como parte de un monólogo:

“Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia”

Se sobrecoge el espectador visualizando los horrores de un futuro deshumanizado, electrónico, artificial. La frase es un golpe removedor a la conciencia de que hay que defender nuestra calidad de seres de carne y hueso a todo coste.

tom1

Minority Report nos lleva por un camino más desarrollado, menos oscuro en apariencia, traduce la visión futura de nuestro mundo en la carencia de delitos, pre-viéndolos y atajándolos.
Spielberg utiliza las fórmulas del desarrollo tecnológico inteligente para enhebrar una historia coherente y dinámica, en la cual se da al traste, de nuevo, con la superioridad técnica sobre la capacidad de discernimiento y el libre albedrío de los defectuosos, sentimentales y únicos seres humanos. El mensaje es claro: las máquinas no pueden usurparle al hombre su capacidad de dudar, de arrepentirse, de tomar alternativas ante un desastre.
Gran mérito el de Philip K. Dick y su obra literaria acercándonos a fenómenos que ya hoy, no son tan futuros ni tan de ficción, la invasión de la tecnología en todos los niveles sociales va haciendo que empecemos a presenciar un despertar que hay que aplaudir, pero no permitir que anule nuestro raciocinio ni se meta completamente en nuestra vida cotidiana.
Les recomiendo los libros y por supuesto, las películas.

Galaxia nacional

Escribir sobre la literatura de Ciencia Ficción es una tarea complicada. Creo que nunca he declarado públicamente mi preferencia por este género, salvo en algún comentario aislado en el blog “As the Shadows rise” el cual les invito a visitar.

Pues, sí, soy seguidora de la CF desde hace años, y hasta participé con un cuento en una antología en Argentina (Polvo en el viento. 1999) libro que está disponible en la biblioteca Brisas, y que recoge algunos trabajos interesantes sobre el género en Cuba.

260px-Ciencia_F.wwwwwwwwww

Sé que no es preferido de multitudes, quizás porque muchos le consideran más de lo mismo, al utilizar repetidamente fórmulas gastadas: naves espaciales, robots, mutantes, encuentro con civilizaciones extraterrestres y otros, que sin embargo, en manos de algunos escritores logran producir libros de excelente factura.

Un ejemplo plausible es “Timshel” (José M Sánchez, más conocido como Yoss) Premio David 1989, es una compilación de cuentos en los que el autor utiliza las bondades de su profesión (Biólogo) para recrear historias donde los conceptos científicos de la biología y la anatomía se trasladan a historias de CF. Yoss no necesita para nada que yo le haga un comercial, él solito ha sabido hacerse un nombre en este mundo, pero de todos sus libros éste es mi favorito, así que se los recomiendo.

Otra propuesta interesante es “Sol negro. Crónicas de Sotreum ” de Michel Encinosa Fú (La habana, 1974) Novela fantástica en la cual el autor recrea todo un mundo imaginario, en el que conviven septas religiosas, diferentes especies, todo matizado por un lenguaje épico brillante, logra equilibrar narración y diálogo, misterio y batallas de forma poética, lírica en ocasiones, sin hacer concesiones al facilismo ni trepar alturas idiomáticas difíciles de comprender o imaginar.

solnegro

Pero mi preferida, desde que consumo esta literatura es Daína Chaviano (La Habana, 1957).

daína1

En el caso de esta escritora, se rompen todos los códigos de la CF tradicional. Ella tiene un toque especial para llevar de la mano fantasía, erotismo, magia, realidad, mitos, leyendas, remitir a los lectores a su bibliografía me es muy difícil, porque no puedo hablar de una obra preferida. Tengo muchas. Desde “Historias de hadas para adultos” hasta “La isla de los amores infinitos”
No por gusto se cuenta entre las tres escritoras más importantes de la literatura fantástica, su sello elegante y renovador es un imán hacia su obra, por supuesto, no para aquellos que se regodean en el horror y la sangre, en la destrucción de civilizaciones y la colonización, ella apuesta por entregarnos un mundo donde la magia es una flor o una abuela, donde un unicornio ama a una mujer y un Fénix aparece en los ojos de un príncipe.

Pompas de jabón

“Algo tan sencillo, tan insignificante, como un hoja que se cae y acaricia los días entre septiembre y octubre…”
MLR

Serrat está íntimamente ligado a mis ilusiones adolescentes. Cuando cumplí trece años mi padre me regaló un tocadiscos Akord, y toda una colección de pequeños discos de 45 rpm. En uno de ellos, la voz de este español entonaba “Lucía”:

“Vuela esta canción
Para ti, Lucía
La más bella historia de amor
Que tuve y tendré
Es una carta de amor
Que se lleva el viento…”

Creo que el disco terminó rayándose del sobreuso y yo, me dediqué, a crecer y a buscar al catalán en todas las tiendas de la ciudad. De un corte melancólico a veces, social otras, la obra de Serrat ha resistido el paso del tiempo sin caer en el olvido, como sucede solamente con lo que es realmente bueno.
De su fina poesía a su enconada defensa social, pasando por la musicalización de la obra de Miguel Hernández, su presencia es una constante, a pesar de sus años, en la música de varias décadas. Aunque ha pasado de ser el joven alto y gallardo a un hombre rondando la vejez, su estampa bohemia, su sonrisa, y ése temblor de las cuerdas vocales cuando se estremece junto con la letra interpretada, lo hacen uno de ésos personajes míticos que te gustaría tropezar en una calle, un bar, un parque.

serrat22

Serrat es cómplice en mi nostalgia por la juventud, mi gusto por el vino blanco en las medianoches calurosas, helado, y sin compañía, mi pasión por los locos bajitos, que eran un sueño cuando conocí la canción y hoy ya son más altos que yo. De mi condición de Penélope eterna, tras las letras de un Ulises criollo. Serrat, Sabina y el Mediterráneo son como las aspas de mi ventilador nocturno, los jinetes de un sueño en el que duermo a veces.

Es una pena que su obra no está a la mano de las nuevas generaciones, me detengo muchas veces en las ventas particulares de discos a rebuscar en las tendederas, ¿música? Sí, Taylor Swift, Bruno Mars, One Direction, el reguetón… de la música ésa, la sosegada, la poética, la soñadora hay cada vez menos, salvo excepciones en algunos cantantes, pero dentro de las pérdidas modernas, está el olvido de una época en que las letras de las canciones hablaban en lenguaje apto para todas las edades.

pompas1