Monthly Archives: Julio 2016

post by duda | | 7

Puertas

Leía por ahí, y me vino a la mente una escena de “Casa de muñecas” de Ibsen, conocida obra teatral, volumen del programa escolar de literatura en Cuba. Se los recomiendo.

Bueno, Nora, la protagonista da un portazo en un momento determinado y eso es un símbolo dentro de la trama. En su dramaturgia el portazo final significa romper las cadenas, liberarse de un prototipo de mujer-muñeca hecha para una acción específica: la esposa modelo, la madre ejemplar. Nora se va, rompe, cierra la puerta de ésa vida con agresividad. En su época fue un escándalo, una bandera del feminismo
Con el tiempo, el portazo se va asociando al cambio, en cualquier orden.
Yo muchas veces he dado un portazo…

Hay lecturas que retuercen algunos hilos y les quitan el polvo, los hacen vibrar nuevamente, y te llevan lejos, o cerca, el tiempo es una categoría inescrutable y vencedora, nos gana, a pesar de los esfuerzos que hagamos por ganar nosotros. Pues ésas lecturas te llevan a situaciones vividas o imaginadas, a un poco de café en un jarrito de metal, con la vista clavada en el horizonte, ¿llegará? Te lo tomas de un trago, se te saltan las lágrimas. Sí, creo que llegó algunas veces.
Cuando lo hacía llegaba también el verano y el invierno, mezclados.

Desde hace unos días viajo por la voz de Nina Simoni, gracias a la solidaridad de un amigo virtual, eso también me ha hecho tener regresiones, conservo una foto sepia, donde mi madre se mece conmigo en una hamaca de madera y cadenas de hierro el día de mi primer año, lejos se ve el bullicio de la fiesta, nosotras miramos a la cámara y nos quedamos para la eternidad, según mi abuelo ese fue el único momento de toda la tarde en que no lloré…Y se hace palpable la escuela primaria donde sacudíamos las botellas de refresco caliente para armar una guerra diaria, ¡Ay del que se ensuciara la ropa¡ la maestra Hilda tenía una regla que daba durísimo…Trae Nina eso, añoranzas, por mi madre, los merenguitos a medio, los amigos que se han muerto o ido, la inocencia.

mamiyyo

El portazo está presente en cada cambio, hacia la adolescencia, hacia la madurez.

Soy fuerte, abro la puerta de nuevo, a una realidad alternativa, esa donde te puedo tocar las manos, ofrecerte mi amistad sin condiciones, a lo mejor charlar un rato sobre Borges,los cristales opacos, sobre Venus y Marte, las Arenas. Sobre los entuertos de la poesía, el mal, el bien, la herejía de un suspiro, el mar y sus traiciones, los drones, un servidor, tecnología y post modernidad. Yo, Tú, Ellas. Todos.

post by duda | | 4

Cuplés y nombres

Hablábamos el otro día del significado de mi nombre, y se me ocurrió escribir una entrada dedicada a la promotora del mismo: Sarita Montiel (1928-2013)

sarita1

No, no me llamo Sara, ella la Montiel es la actriz principal de una película española de los años sesenta: “La Reina del Chantecler” (1962, director Rafael Gil) que mi mamá vio casi al término de mi embarazo y enamorada de un cuplé de la peli, desechó la lista de nombres que tenían ella y mi padre pre-concebidos y me pusieron Maite, en vasco ( Maitea, Maitatua, adjetivo euskérico) significa Amada, en un tiempo, estuvo prohibido nombrar así a las niñas, entonces, se les ponía María Teresa para enmascarar el verdadero hecho. Conmigo no hubo líos, no nací en ésa parte del mundo, así que en ésta soy Maite:

“Desde que nace el día
Hasta que muere el sol
Resuena en mis oídos
El eco de tu voz…

“y aunque lejos de mí
yo no te olvido no
tu imagen adorada
reina en mi corazón
Maite, del alma mía
yo no te olvido no…”

(Maite del alma mía)

El cuplé adaptado, fue popularizado en las voces del dúo Clara y Mario, ya desaparecidos.
Escuché la canción desde pequeña, era mi nana para dormir, pero no vi la película hasta que tuve 17 años…Y me enamoré también de Sarita.

La Montiel emuló con Marilyn Monroe en eso de ser un “sex symbol”, exuberante físico, movimientos eróticos, ojos de diabla, no puedes deslindar su imagen de un cigarrillo al final de un pitillo, de guantes estrechos hasta mitad del brazo y un escote pronunciado.

sarita2

Durante la época dorada del cine español y mexicano, también hollywoodense, conquistó al público en un montón de películas, creo que ya imposibles de ver (quizás ahora, como cuando hablé de Nina Simoni aparece un alma prodigiosa que tiene alguito conservado) La mencionada Reina, “La violetera” (1958), “El último cuplé” (1957), “Carmen la de Ronda” (1959) por sólo mencionar las más famosas en nuestro país, por supuesto, encasillada en un biotipo, siempre era nuestra chica la “femme fatale” que embaucaba al hombre por lograr sus metas.
Es indiscutible que marcó un período en el cine, un estilo de vampiresa atractiva y seductora, su voz, acompaña aún aquel añejo gusto por los misterios, la seducción y las infidelidades.
Vivió a tope, matrimonios, romances, éxito, cirugías estéticas para prolongar la inexistente juventud, escándalos. Una cosa cierta, cuando a los 85 años abandonó este mundo estaba tranquila, sabía que va a ser recordada por muchos años.

sarita3

Chocolate con letra

A todos nos encanta el chocolate, negro o blanco, líquido o en barras, si alguien no comparte este criterio que levante la mano, ojo, los alérgicos no cuentan, no lo pueden consumir.
El chocolate se asocia al erotismo, ¿te han lamido chocolate de la piel? ¿no? Prueba, es muy morboso y si tu relación anda por ésos malos momentos en que nada la salvaría (aún en tu contra) una barra de chocolate derretido, una lencería a tono y un poquillo de licor quizás salven el naufragio…
Pero, mi propuesta es literaria, como siempre: “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel.

xChocle.jpg.pagespeed.ic.3O5utNF4b8

Tita es la más pequeña de las hijas de una familia, por tradición, no puede casarse, debe cuidar de su madre. A Tita la sorprende el amor, pero está condenada, así que Pedro no puede ser su marido pero…

Durante todo el entramado novelesco alrededor de éste amor imposible, nos asomamos también a un fresco de la historia mexicana y a su cocina. Las recetas que se preparan en los hornos familiares incentivan o calman el caos. Anís, miel, pétalos de rosas, cebollas, chiles, como guarnición de sentimientos y desencuentros:


“Tita, de rodillas, inclinada sobre el metate, se movía rítmica y cadenciosamente mientras
molía las almendras y el ajonjolí.
Bajo su blusa sus senos se meneaban libremente pues ella nunca usó sostén alguno.
De su cuello escurrían gotas de sudor que rodaban hacia abajo siguiendo el surco de piel entre
sus pechos redondos y duros.
Pedro, no pudiendo resistir los olores que emanaban de la cocina, se dirigió hacia ella,
quedando petrificado en la puerta ante la sensual postura en que encontró a Tita.
Tita levantó la vista sin dejar de moverse y sus ojos se encontraron con los de Pedro.
Inmediatamente, sus miradas enardecidas se fundieron de tal manera que quien los hubiera
visto sólo habría notado una sola mirada, un solo movimiento rítmico y sensual, una sola
respiración agitada y un mismo deseo.”

Les recomiendo la lectura de ésta magnífica obra y por supuesto, la degustación del chocolate…Luego, me cuentan.

post by duda | | 6

Hastío

La llovizna canta en re menor
se suicida sobre el asfalto
un ángel recoge sus ruinas
germina distinto, hambriento de milagros

No estamos hoy a las puertas de nada
no seremos

Se callan los violines
encienden la pira de las quimeras
ignoran los gritos de terror ,
son verdugos sordos

cambia la luz de un juramento
se funde, olvidado
son las sombras quienes cierran el hechizo
en su fuerza, está resuelto el enigma

Repito, no seremos
dejen de consultarme, ya, no adivino la respuesta

post by duda | | 5

Pero, ésas manos

…Me fascinan. Existen diferentes atributos que definen a una persona, su carácter, su belleza, su inteligencia, su glamour, en mi caso, si hay algo en lo que me fijo al conocer a alguien es en sus manos. Si hay algo que me conquista es unas manos que tengan una historia que contar.
Cierto es que los ojos son las ventanas del alma, el acceso al espíritu en un humano, por eso desconfío de aquellas(o) que te hurtan la mirada, que no te miran de frente al hablar.
Pero yo me detengo a analizar en cualquiera que llegue a mi vida sus manos, las marcas de labor, esfuerzo, el particular encanto de mostrar los avatares de un individuo.
Hay algunas exquisitas, formadas por la naturaleza con arte, hechas para fotografiarse, otras toscas, rudimentarias.
Las manos expresan, si les ofreces atención. La gestualidad dice cómo reacciona alguien ante la ira, el dolor, la pasión. A pesar que las normas de educación formal recalcan que eso de “hablar con las manos” es de pésimo gusto, no concibo a alguien que esté defendiendo una idea y no use sus manos para reforzarla, para fijar un criterio.
Tomarse de las manos ante una situación de amor o de gran tristeza, extenderle la diestra a alguien para subsanar un error, para sellar una amistad, armar una despedida desde lejos, acariciar a un niño, al amado, recibir en las palmas las gotas frías de la lluvia…
Las manos que llevan vestigios de errores, de sacrificio, las amigas que te dedican unas letras, las que traen una criatura al mundo, las que escriben notas en un pentagrama o intentan un poema, las manos de los que no pueden hablar y son ellas sus sonidos dibujados en el aire.
Déjales hablarme…a tus manos

Abuelos

abus

A Marta y Pedro

Cuando tienes abuelos la realidad es menos dura, ellos la suavizan con historias de dragones y dulces caseros. Un velocípedo es una nave espacial, seguro. Una muñeca es tu hija debajo de la blusa veraniega, y aprendes a acunarla y darle de mamar.
No hay fantasmas en las noches ni cosas imposibles, lo mismo existe indefinidamente el Día de Reyes que los príncipes azules.
Los abuelos son ése espacio de la vida donde aprendemos a ser más tiernos, menos crueles, ellos son los encargados de armonizar el equilibrio entre el pasado y el futuro, entre lo que quieres ser y lo que eres. Todo lo entienden y siempre perdonan.
Las pelotas infinitas, las cometas de la loma a favor del viento, las confesiones susurradas para que papi no escuche y se moleste, el jarrón astillado pegado con engrudo de harina que madre jamás vio, las caricias sobre el cabello ante las depresiones, las lágrimas secadas con los labios…

“todo tiene solución hijita, todo menos la muerte…”

Es ahí, cuando la Dama oscura se lleva a uno de tus abuelos que te golpea la vida real y te deja sin aire, se lleva tu aire, sin abuelos ya no hay razones para creer en los duendes…hasta que te conviertes en uno…

Locos por el facebook

Las aperturas tecnológicas de Cuba, en cuanto a accesos a Internet ha creado un nuevo fenómeno social entre nosotros: ¿Ya tienes una cuenta en Facebook?
Los jóvenes mayoritariamente se enganchan a diario a su página, muchas veces dejando de utilizar el dinero o mesada que los padres destinan a su alimentación diurna en la escuela para comprar tarjetas de nauta y poder estar a la “moda” con eso de subir fotos, compartir textos, etiquetarse o simplemente chatear con amigos (que a veces son los mismos que se sientan a su lado en el aula pero bueno, la web es la web).
Pero no son sólo los jóvenes, mi tía de 55 años tiene perfil en facebook, mi comadre de 68 también, el monstruo de la comunicación nos atrapó y ya no tiene vuelta atrás. Que conste, para nada estoy en contra de esto, todo lo contrario, es lindo hacer amigos, compartirles alegrías, ver y teclearle mensajes a quienes están allende las costas, pero, como todo, ha de usarse con mesura y sobre todo, cuidar la privacidad.
Lo que no me gusta es que los chicos creen una adicción y que no den un paso sin querer luego ponerlo en su página, o dejar de disfrutar otros beneficios como hacer deportes, pasear en compañía de seres queridos, o entablar amistades reales.

Es como dice una amiga, que no sé si creó la frase o se la apropió:

“Los momentos felices se disfrutan, no se suben a Facebook”

Pero hacerle entender eso a mis hijos, es complicado, ahora mismo, Camila aprovecha una recarga solidaria y chatea con sus amigos…

post by duda | | 9

Dúo en piano

A la memoria de Nina Simoni

El piano desafina una nota
ella lo percibe y se tiende
la madera y la piel combaten

Por las teclas suda el tiempo
la voz de Nina en un disco
girando
sangra acordes lúbricos
ella abre las piernas, bocabajo

Cavidades se humedecen entre fa y sol
la vulva ansiosa propone el exceso
el hombre, en la ventana,
se auto complace

post by duda | | 4

Alucinaciones IV

A Carlos Enríquez Gómez, porque si

Sílfides enajenadas te pueblan el cuerpo
luego
abandonan a tu sexo quejoso, para volar
tras un demonio azul

Entonces ebrio te despiertas
aúllas, en la escalofriante realidad
con las venas hambrientas
doliente páramo seco de espejismos
que achicharra a las mariposas

Consuela a tus ganas un retrato viejo
al que vuelves
manchado de espermas malolientes
sucio
olvidado
ése donde ella, desnuda, parecía feliz

post by duda | | 9

Sonrisa Vertical

Éste es el nombre de un conocido y respetado premio de literatura erótica que concede la Editorial Tusquets (España) desde 1979, me encanta el nombre, así que me lo apropio un pelín para conversarles sobre el erotismo literario.

Los últimos años han estado marcados por un nuevo resurgir del erotismo en la literatura, pero, ahora de la mano de nuevas prácticas, ignoradas por la sociedad, pero, saliendo del closet a partir de una trilogía que recorrió el mundo: Las 50 Sombras de Grey

Como Grey es un tipo sexy, rico y abusado en la infancia, las mujeres se deslumbraron por ése instinto de ser amantes y madres. Como Anastasia es linda, medio tonta (sólo en el primer libro) y virgen los hombres se sintieron Tarzán y también sucumbieron a los “encantos” de estos libros. Tal parecía que era la primera vez que el erotismo aparecía impreso, aunque, un poco maltratado, entre esposas, látigos y palabras de seguridad. Se confundieron términos, una cosa es el sadomasoquismo y otra el erotismo, que aunque tienen puntos de contacto dentro de una relación amorosa o sexual y en una trama literaria no son lo mismo.

Vamos pues a rebuscar en el erotismo en la literatura. Dejemos el BDSM para otra ocasión.
No comparto el criterio aceptado y defendido por muchos que hacen coincidir erotismo y pornografía, son dos cosas totalmente diferentes, al menos a mi juicio, aunque ambos se complementen no creo que sea lo mismo una escena de dos, tres, cuatro personas teniendo sexo duro que el desnudo progresivo, por poner un ejemplo, de una pareja comenzando a hacer el amor, de ver aparecer lentamente ante tus ojos su deseo, su morbo con hermosura. Recrear una escena sexual de forma erótica no es fácil, casi siempre, el escritor que se dedica al tema lleva la pretensión de excitar al lector, de hacerlo “calentarse”, de ser partícipe de lo que lee, de trasmitirle.

El erotismo se asocia a la belleza dentro de la sexualidad, propone con elegancia, no muestra, coquetea con la imagen o la letra lujuriosa y lasciva, pero evita la vulgaridad, la grosería, dos elementos que sin embargo son imprescindibles cuando narras una escena porno.

Se escriben libros, poemas y cuentos eróticos desde el inicio de los tiempos, desde Cayo Valerio Catulo (Verona, 87 ac) hasta Mayra Montero (“Púrpura profundo”, premio La sonrisa vertical en 2015) es impresionante la colección de obras del tema, desde soberbias joyas de elegancia erótica hasta el más sucio lenguaje sexual, para todos los gustos, para todas las inclinaciones, pero sobre todo, para reivindicar el hecho de que es un género potente y atractivo.

Les propongo que, si no lo han hecho, viajen por obras de éste corte, considero que el mismo es un complemento esencial del ser humano, una puerta hacia la fantasía propia, que muchas veces se encarcela por costumbre, o por convencionalismo, tener una sexualidad plena, cubierta de aventuras mentales que te lleven a jugar y cautivar a tu pareja cada día con arte o de la manera más oscura te hace un humano equilibrado.