post by duda | | 8

Intermedio

Queda sí, el hambre ancestral y el misterio, las letras que brindan por el recuerdo de las tardes compartidas, la sencillez de un sentimiento limpio y perenne. Y las asonancias:

Intermedio

Amo la asonancia entre mi ombligo y tu boca
y el vino que mientras proscribe el aburrimiento, eleva
tu lengua invade y mi piel transpira, un giro, otro
ríes las cosquillas de mis cejas
mis lógicos argumentos de física cuántica,
mi matemática precisión en los desnudos perversos

Mientras de hierbas y ácidos desvariamos
lunáticamente idos, frenéticamente ciertos
somos dos, rumiando planetas
canturreando nanas
navegando en idiomas de otros tiempos

Comprendí sentada en tu árbol lo que me mostrabas
entre veneno y semilla
entre tisana y secreto.

Hombre-Mujer-Ansia-Sexo
todas las palabras y todos los tropiezos
la mecha y la lumbre
yo tonta y tú terco
las definiciones del mundo cuando nos olemos.

8 Responses

  1. Helly Raven dice:

    Hermoso, como siempre…me entristece que escribieras algo tan lindo para alguien tan…ya conoces mi opinión, pero mientras seas feliz, yo también lo seré porque en eso consiste ser amigas…Ich Liebe dich Mom…Kuss

    • duda dice:

      Dijimos que el tema de ése alguien quedaría cerrado entre nosotras eh? Las hijas le perdonan a las madres los amores imposibles, las tristezas y la flaqueza ante ciertas…personas.
      Un beso chulita!

      • huxley dice:

        Brillantes flechas de sensación rebotan a ambos lados de mi cuerpo. Estoy cubierto de carne tibia. De la inconclusa historia de los tontos y los tercos. El agua se desliza por todas las hendiduras de mi cuerpo, haciéndolo resplandecer. El agua desciende y me envuelve como una anguila…Ahora, me rodean toallas calientes, me envuelven en su aspereza y, al sentar su frotamiento en mi espalda, mi sangre ronronea como un gato satisfecho de argumentos incomprensibles para un gato de ojos verdes. No me placen las opiniones. No opino de las sensaciones poderosas y pesadas, ellas se forman en el umbral de mi pensamiento: y por él desciende, como una llovizna, el día: los bosques y las rosas blancas de aquel poema sutil y profético; y los blancos transparentes y las palomas. El blanco entonces se tiñe de luz. Deslizándose por las murallas de mi pensamiento, corriendo paralelamente, cae el día copioso, resplandeciente. Ahora cierro alrededor de mi cintura el cordón de mi pijama y me tiendo debajo de esta delgada sábana que flota en la claridad difusa como una capa de agua que una ola gigante hubiera extendido sobre mis ojos. Lejos, muy lejos, percibo a través de ella, débil y remoto, el coro que comienza: el olor de la hierba recien segada, los planetas elípticos, ruedas, perros; hombres que gritan; campanas de iglesias, el sonido del mar junto al vibrante puente… ¡El coro nocturno ha comenzado!

        • duda dice:

          Vivimos un tiempo de estrellas, de fugaces visiones, donde un hombre tiembla cuando una mujer le acaricia los deseos.
          Siempre hemos sido eso, el hambre de un planeta que revive a diario en los ojos de nuestros hijos, no hay nada que se compare a tu manantial de palabras magníficas, sobrecogedoras, endiabladamente cercanas.
          Gracias por ser parte de mi sitio, que es también tuyo.

  2. vivian dice:

    Nadie como yo para saber que hay cosas con las que se aprende a vivir cuando no puedes cambiarlas, me traes de recuerdo los versos de la Loinaz y me perdonan si mi memoria no es buena..

    …de amar mucho dejas amor en torno tuyo y el que pasa cerca y se huele el perfume en el pecho, viene a creer que tiene la rosa dentro.

  3. huxley dice:

    Ya está todo dispuesto,
    sobre las caracolas celestes
    hay un reloj que marca detenidas
    las doce horas no solares,
    la casa está vacía y no hay valija ya que prevenir;
    en la estación la niebla aleja aún más
    el silbido pretérito,
    en el puerto los cascos de los buques huyen del azul
    ¿Podré aún llegar a ti,
    no lo sé ¿quién conoce el destino del horizonte?
    El tenue resplandor de una mañana.
    Ancianísimo espíritu, brumas de los tiempos;
    antes de que obedezcas
    la última ley prescrita hacia la nada,
    para así devolverte
    en un reflejo del mundo que me diste,
    alguna tarde sobre el rail de hielo,
    acercarte al espectro de la vida que amamos,
    recibir tu piedad,
    la calidez de tu humanidad
    ungirte con la mía?
    ¿Y allí estará aún, o ya será carencia?
    Desplazados los tres con el viento de la luna marciana;
    –yo rezagado–
    pues las sombras nunca Serán.
    Ni la luz, ni el vacío.
    ¿Hasta cuándo será el mundo?

    • duda dice:

      Ungida de tu luz me creo dueña de caminos, de versos y de amores.No tienes que llegar, no se llega adonde siempre se está.
      Me dejas sin palabras, sin coraza, sin defensas…
      vale la pena no rendirse en este ciclo de compartirnos, de amar la vida, de ser…
      Iluminas mis silencios…lo sabes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *