Espiral

¿Dudas?

Siempre un paso hacia la certeza de algo.

¿Certeza?

Una conclusión que rompe ilusiones, o que las eleva.

¿Ilusiones?

Como estoy hoy creo que son mentiras que alimentan la tristeza.

¿Tristeza? O decepción… o desencanto…

¿Cuál escoger? Divago, alucino, floto

!Vamos! Se desespera mi interlocutor impaciente. !Cuenta el resto de la historia!

La historia es tan simple, tan clásica, tan aberrante por lo humana.

Es la de una mujer cualquiera, que tenía esperanzas. Era también, un hombre cualquiera, y se dejó arrastrar.

Se juntaron un día y comenzaron un viaje raro, diverso, adictivo. Se creyeron los dueños del mundo, o uno del otro. Es tan fácil engañarse, complacerse, justificar…

Perdieron la identidad, reiniciaron rituales, fueron semillas y galaxias, vinos y fresas, turbación y éxtasis, dolores, pasión, extremos. Pero terminaron aburriéndose, y envejecieron. Olvidaron.

Hoy recorren un sinfin de caminos en incesante búsqueda, aguardan la brecha necesaria para re-encarnar en otro tiempo.

Y volver al ciclo de descubrirse.

¿Sólo eso?

Sólo eso. Y la historia que no termina, y la herida que aún sangra.

La silenciosa espera.

7 Responses

  1. Dannes dice:

    Ohhhhh….eso me gusta. Me gusta. Le doy un like. Uno que se vea desde las alturas. Un like como mi (nuestra) propia Muralla China. Un like que grita “Me Gusta!!!!” desde la hoja abierta de esta ventana…..

  2. Ragnar dice:

    Hello, me gusta mucho este en particular por lo sutil y despiadado, por lo dinámico y lo monótono, por lo real y la ilusión. Es una instantánea de la vida, a veces no nos damos cuenta (o no queremos darnos cuenta) de lo maravillosa y cruel q puede llegar a ser. Óle tú y tu valentía al escribir eso, q no todo el mundo quiere reconocer.
    Te quiere y admira Rag.

    • duda dice:

      Gracias Rag…
      Me gusta mucho que hayas captado lo despiadado de este cìrculo interminable de perder y encontrar.
      Le dije a Lázaro por otro sitio que este texto era para exorcizar a un demonio…creo que lo voy logrando.
      Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *